Existencialismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 39 (9558 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
BENEMERITA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE PUEBLA
EXISTENCIALISMO
Nicola Abbagnano
El primer motivo de la fuerza del existencialismo es que éste no es sólo una doctrina filosófica: no se realiza sólo en los filósofos que trabajan en aclararse a sí mismos y a los demás las razones de él. Como doctrina, es propio de una tropa numerosa y resuelta de pensadores que utilizan los instrumentos técnicos másperfeccionados y delicados puestos a punto por el trabajo filosófico de las centurias y que emplean del modo más concienzudo toda la fuerza de una tradición milenaria de investigaciones metafísicas.
El hombre vive, hoy más que nunca, la unidad solidaria de su destino individual con el destino de la comunidad a que pertenece. No puede tener éxito o fracaso por su cuenta; su suerte está ligada ala de la comunidad, sosteniéndose en pie y cayendo con ésta. El hombre debe, pues, llegar a establecer esta conexión, debe percibir el vínculo que lo liga a los demás en la interioridad misma de su yo, para poder tomar su verdadero puesto en la comunidad, para ser y trabajar de acuerdo a ésta. Y haciendo esto le pone en camino el existencialismo, mostrándole la conexión esencial de la existenciacon la coexistencia y la imposibilidad del aislamiento, que empobrece y anula la vida misma del yo.
El segundo motivo de la fuerza del existencialismo es que incluye y hace valer en la concreción de la existencia individual todas las exigencias de la vida propiamente humana. La ciencia, la religión, el arte y la política, hallan igualmente su fundamento en la existencia efectiva a la que apela elexistencialismo. La realización del individuo y la solidaridad y la inteligencia entre los hombres, la voluntad de dominio y de poder en el mundo y la aspiración a lo trascendente, resultan igualmente realizadas y justificadas por la actitud existencialista, no en su exclusión, ni en su equivalencia indiferente, sino como aspectos vitales y vitalmente conexos de un movimiento único y simple.
Eltercer elemento de la fuerza del existencialismo es su capacidad para volver actuales, en su verdad, a los filósofos del pasado. El existencialismo consiente en hacer el problemas de lo que es verdaderamente un filosofo una cosa con el problema de lo que somos nosotros mimo ahora; consciente de reconocer la verdadera personalidad de un filosofo del pasado justo en el acto en que afirmamos nuestrapersonalidad con la urgencia y con la fuerza de sus reivindicaciones.
La posición que yo presento, consolidando en sí misma y por sí misma la problematicidad fundamental de la relación con el ser, realiza auténticamente la indeterminación y la libertad de la existencia. Ésta no tiene otro modo de realizarse propiamente que el de realizarse como posibilidad de la relación con el ser, esto es,como la originaria, trascendental problematicidad de esta relación. La existencia se pone en relación con el ser reconociéndose como pura posibilidad de esta relación y permaneciendo como pura posibilidad de esta relación y permaneciendo fiel a la probabilidad de su estructura.
Hay algo perteneciente al ser un ente que está en una relación de inestabilidad con éste mismo. El ente, que plantea elproblema y es cuanto es ese problema, está ciertamente en relación con el ser, pero está en una relación que excluye la totalidad y la necesidad de su posesión del ser. El problema del ser define, pues, el estado de un ente del cual no constituye el ser una posesión, sino una posibilidad. El problema constituye un ente en el sentido de determinar desde dentro todas las manifestaciones y todas lasactitudes concretas de éste. Duda y certeza, espera y temor, acción y desesperación, son todos modos singulares y concretos del problema del ser, porque están todos determinados por la inestabilidad de la relación entre el ente y el ser. La felicidad de un encuentro y una posesión, tanto más precisa cuanto más sujeta al riesgo de la pérdida, la amargura de un fracaso, la angustia de una...
tracking img