Fantasma de canterville

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1763 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL FANTASMA DE CANTERVILLE
En los tiempos de la época victoriana el señor Hiram B. Otis, ministro de los Estados Unidos, compro Canterville Chase. Todo el mundo le dijo que cometia un gran error.
Cuando llego el dia de discutir los precios –nosotros mismos- dijo lord Canterville –hemos rechazado vivir en este sitio desde que mi tia abuela, la duquesa, viuda de Bolton, tuvo un susto del quejamás se recobro, después de sentir sobre sus hombros unas manos de esqueleto tan frias, mientras se vestia para la cena. Es mi deber decirle señor Otis que le fantasma si existe, después del accidente que sufrió la duquesa, ninguna de las doncellas quiso quedarse en la casa, y lady Canterville no podía conciliar el sueño por los extraños ruidos que provenían del corredor y en la biblioteca.
-Mi lord-contesto Otis -,también me quedare con los muebles, entonces incluya al fantasma. Recuerde que vengo de un país moderno, en el que el dinero es capaz de suministrarnos, y con esos jóvenes impetuosos que recorren el viejo continente, pero creo que si quedara un fantasma en Europa, no tardarían en localizarlo y exponerlo como algo raro o como un fenómeno de la naturaleza.
-Pero en realidad elfantasma si existe- insistió lord –hace mas de tres siglos que se le conoce, creo que exactamente desde 1584, y siempre se aparece antes de que muera un miembro de la familia-.
-Pero señor mio los fantasmas no existen- dijo Otis con una sonrisa en su rostro –y no creo que las leyes de la naturaleza se modifiquen para satisfacer la aristocracia inglesa-.
-Ustedes los americanos son muy naturales-dijo lord tratando de entender la ultima frase de Otis – y si no le preocupa tener un fantasma en la casa que bueno, solo no diga que no lo previne-.
Una semana mas tarde se hizo efectiva la compra y toda la familia Otis llego a un país nuevo que pronto seria su hogar.
A vivir al castillo venia Otis, la señora Otis, el hijo mayor, Washington Otis, la hija mediana llamada Virginia Otis y por ultimolos mas pequeños, los gemelos Otis, conocidos como estrellas y rayas.
Cuando llegaron a lo que es el patio de Canterville Chase el cielo se lleno de nubes de un tono obscuro, por encima de ellos paso una bandada de cuervos muy silenciosamente. De pie en la puerta, había una anciana con un vestido estilo gotico y de seda, con un delantal y una cofia blanca, - bienvenidos a Canterville Chase- dijola anciana con un tono como anticuado
La señora Umney (asi se llamaba la anciana) los llevo a recorrer aquel sitio tétrico, cuando llegaron al comedor y la ama de llaves Umney les servia el te y luego la señora Otis observo a lo lejos una mancha cerca de la chimenea y le pregunto a la ama de llaves que si que era –es la mancha de sangre de lady Eleanor de Canterville que fue asesinada por sumarido sir Simon de Canterville- dijo Umney – que horror-exclamo la señora Otis- eso no debe de seguir ahí-.
Luego Washington interrumpió – si lo limpiaremos con el quitamanchas paragon- luego si la pudieron quitar. Al siguiente dia la mancha volvió a aparecer, lo volvieron a limpiar y se quitaba, al siguiente volvió la mancha y asi siguió todos los días, pero hubo algo aun mas extaño la manchacambiaba, un dia se volvio de verde esmeralda y en eso Virginia sale corriendo. En la noche cuando todos se habían dormido el señor Otis escucho algo que sonaban como una cadenas, se despertó se puso sus pantunflas y salió de la habitancion, se sorprendió al ver enfrente de el a un bulto que parecía que tenia ojos de carbón ardiendo, el cabello largo de color blanco y unas ropas que cualquier personaal verlas pensaría que las arrastraron por todo un camino de lodo y piedras. Al ver esto el señor Otis tomo un bote de aceite lubricante y le dijo al espectro –le pediré señor que por favor se quite las cadenas o que se ponga este lubricante Tammany sol naciente, es muy efectivo ahí se lo dejo y si quiere mas solo digame para darle mas- y el señor Otis se fue de nuevo a acostar, el espectro...
tracking img