Filosofia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 35 (8539 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 27 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
SEIS APUNTES SOBRE MITO Y RAZÓN
EL MITO GRIEGO COMO ANTECEDENTE DE LA RACIONALIDAD FILOSÓFICA
RICARDO LÓPEZ PÉREZ
Facultad de Ciencias Humanas y Educación · Universidad Diego Portales
(Julio de 2006)
PRIMER APUNTE:
Un Problema y sus Antecedentes
Suele aceptarse, a veces sin demasiadas precauciones, que la racionalidad filosófica aparece en la historia cruzando un umbral, dando un salto,clausurando un período oscuro. Un antes y un después en la biografía de la razón; un paso sin sobresaltos. Una mirada cuidadosa, orientada críticamente, sin embargo, muestra un paisaje alejado de contrastes tan bruscos; caracterizado, por el contrario, por una variedad casi inagotable de matices.
Nunca se verificó un corte brusco entre mito y logos, y si esto terminó por ocurrir, el escenario nofue el siglo V. Más todavía, aceptando que un desplazamiento definido no se verifica hasta ese período, tampoco se sigue necesariamente que hubiese un espacio de tránsito, caracterizado por una convivencia circunstancial y efímera. La realidad es que mito y logos forman hasta el siglo V una articulación poderosa, fértil y de recíprocos beneficios. El mito en modo alguno es expresión de unaracionalidad malograda, debilitada o en estado de inmadurez. Por el contrario, es una construcción intelectual distinta, de profunda riqueza, que tiende a mezclar los opuestos, a situarse provocativamente frente a las oposiciones, sin asumir contradicción alguna, y que contiene un enorme potencial de creatividad. Históricamente el pensamiento se ha extendido y desplegado en gran variedad de formas, y nohay fundamento para suponer que alguna de ellas tenga el privilegio de la exclusividad.
Fue Aristóteles quien consagró una fórmula para establecer el certificado de nacimiento de la filosofía: se refirió a Tales, Anaximandro y Anaxímenes como los primeros en filosofar (Metafísica, I, 3). Con el tiempo, despojada de sus matices, esta fórmula permitió construir la imagen de un origen nítido, undescubrimiento inesperado, de una ruptura clara respecto de cualquier período anterior. Un paso decisivo a favor de la razón y, sucesivamente, del pensamiento filosófico y científico. Una concepción lineal que anula la textura fina de un proceso evidentemente más complejo, que al extenderse impide observar con propiedad la distinción asumida por Hegel cuando afirma: “Con Tales comienza, en realidad,la historia de la filosofía” (1996, Vol. I: 158). Es preciso separar las cosas, únicamente se trata del punto de partida de una historia oficial, no del inicio de la razón. Ésta, dice el filósofo, “no ha surgido de improviso, directamente, como si brotase por sí sola del suelo del presente, sino que es también, sustancialmente, una herencia y, más concretamente, el resultado del trabajo de todaslas anteriores generaciones del linaje humano” (1996, Vol. I: 9). 2
Existe una sostenida discusión que cruza todo el siglo XX, respecto de las relaciones entre mito y logos en la cultura griega; y, en especial, del proceso que da lugar a la emergencia del pensamiento racional. Esta discusión no apareció en forma casual y tampoco se ha desvanecido por agotamiento o desinterés. Jean-Pierre Vernantidentifica dos grandes temas, que han marcado en forma preferente la atención de los helenistas, en el transcurso del último medio siglo: “El paso del pensamiento mítico a la razón y la construcción progresiva de la persona” (2001 a: 15).
Un debate que mantiene interés desde la publicación, en 1912, del libro De la Filosofía a la Religión, del inglés Francis Cornford. En este texto se definió,tempranamente, un rumbo para esta discusión estableciendo una tesis radical: no hay verdaderamente una filosofía con los primeros pensadores griegos, lo que se tiene por tal es una simple racionalización del mito. La historia de la filosofía, sostiene Cornford, está escrita como si Tales hubiese caído del cielo y al chocar con la tierra hubiese exclamado sin más: “¡todas las cosas están hechas de...
tracking img