Filosofia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1691 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 24 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
En este texto intento demostrar como San Agustín, a pesar de encontrarse lejos temporalmente del llamado Padre de la Modernidad, fue su precursor y quien sentó las bases a partir de las cuales Descartes se montó para iniciar su búsqueda; por supuesto que con ciertas distinciones que intentaré plasmar. De manera que me pregunto ¿Si es Descartes quien delimita al cogito como algo separado del mundoo fue San Agustín quien hizo dicha distinción? Pues bien, comencemos la exposición recordando que en la filosofía antigua, la pregunta sobre las cosas en general se convirtió en la búsqueda del “ser de las cosas”, de aquello que hace que las cosas sean, el “en si”. Fue Aristóteles quien a través de sus escritos sobre la naturaleza, establece el alcance y las propiedades del ser, a lo que llamó“filosofía primera”, recibiendo el nombre de Metafísica. De esta manera, Aristóteles intentó definir el “ser”, abogando por la existencia de un ser divino, al que se describe como “Primer Motor”, responsable de la unidad y significación de la naturaleza.
En la escolástica se da un giro antropológico en referencia a la “creación” del hombre desde la perspectiva cristiana, y a la idea de un Diospersonal encarnado, identificado con el hombre e integrado en la historia.
El rasgo característico que sirve de ordenamiento en la etapa medieval, es la concentración en el problema religioso, que lleva a la creación de una interioridad y una profundización en los estados y emociones psíquicas individuales, que no se encuentran muy lejos de los proclamados en el renacimiento.
Ya no se piensa en laobjetividad del cosmos como marco referencial en el que se integra el hombre, sometido a leyes generales, ahora, el sujeto reflexiona sobre su propia interioridad. Y desde ella se plantea el problema de Dios. Hay una valoración autónoma de la subjetividad. El hombre ha dejado de ser parte del orden objetivo o mero reflejo del orden cósmico existente.
Desde su conversión San Agustín reaccionacontra la vida mundana y sensual. Establece los cimientos de una des-mundanización del hombre, convirtiéndose en el maestro de la vida interior; abriendo las puertas de la autorreflexión del hombre sobre sí mismo, sobre el mundo (que está en función de él) y sobre Dios, al cual pretende llegar desde las estructuras de la subjetividad.
La autoafirmación de la conciencia reflexiona que tiene comohorizonte el mundo y a su vez lo trasciende. La conciencia como modo humano de trascendencia se combina con la apelación a la trascendencia divina.
El hombre es sujeto desde su relación con Dios al que está orientado por su misma naturaleza, de ahí la tendencia a la des-mundanización a favor de una espiritualización que genera el interiorismo del hombre.
La naturaleza creada del hombre exige labúsqueda de Dios; dando jerarquías, orientando las realidades mundanas a favor de la preeminencia de la realidad divina, desde la que es posible que el hombre se encuentre consigo mismo. Por otro lado, la memoria actualiza la identidad del yo, y posibilita al hombre el tomar conciencia de sí, desde su biografía.
En este sentido nos percatamos de cómo San Agustín es precursor de Descartes, puesestablece que el hombre deja de comprenderse a partir del mundo, dejando lugar para que el mundo sea el que es comprendido y ordenado por el hombre; por cierto, guardando las debidas proporciones entre uno y otro.
De esta manera, la conciencia que posee el hombre, para Agustín, es conciente de su contingencia, donde lo inmanente y trascendente, abren al hombre a través de la verdad buscada (Dios); desdela cual se realiza la identidad humana. Se desprende entonces, que desde la visión trascendente, sobrenatural y escatológica, es que el hombre tiene que encontrar su lugar en la historia. En miras de la verdadera patria, que es la celestial, de manera que, el presente histórico esta en función de la meta final. Así como los elementos naturales están en orden de la gracia.
Pero volvamos a la...
tracking img