Financiera

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2131 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
HONDURAS HERIDA POR EL MITCH
Ricardo Falla
Antropólogo en Honduras
Estamos en la vorágine post Mitch. No puedo hacer un artículo bien documentado para ustedes. Les van algunas impresiones y análisis provisonales de lo vivido. Ha sido tremendo. Ha sido como un juicio de Dios, un discernimiento histórico del país, una radiografía de la estructura social. El juicio poderoso de Dios revela elpecado y revela la gracia.

1. Anuncio de la llegada del huracán

El viernes 23 de octubre, días antes de la entrada del Mitch a Honduras, supimos por los medios que se había formado este huracán y era peligrosísimo. Grado 5, se de-cía. Lo seguimos por TV, un torbellino rojo sobre el azul profundo del mar. Cada día acercándose a nosotros. Pero pen-samos que pasaría de largo. Cuando por fin golpeóa Guanaja, una pequeña isla de las Islas de la Bahía, el lunes 26, toda-vía pensamos que seguiría de largo hacia Belice, pero cambió súbitamente de rumbo y se lanzó feroz sobre la costa garífuna de la desembocadura del Aguán, cerca de Trujillo.
El anuncio por los medios, creo, salvó muchas vidas. Al-gunos no habíamos vivido el Fifí en 1974, pero las personas que sí, nos alertaron más. La voz delCentro de Huracanes de Miami le daba autoridad al pronóstico. Nosotros en El Progreso, valle de Sula, comenzamos a sentir las lluvias to-rrenciales el miércoles 28. Ya se sabía que el huracán se había cambiado en tormenta tropical. Esto alivió el nerviosismo, aunque se decía que caerían 500 mm de agua, lo que signi-fica mucho, pero no nos dábamos cuenta de cuánto sería.
Cuando comenzaron a subirlas aguas del río Ulúa ayu-damos a sacar a alguna gente que no tenía radio, menos TV. No querían salir. No habían oido la alerta más que de sus veci-nos. Cada año les sube el agua bajo la cama. Si salen, sólo es al bordo de la pavimentada. Pero los sacamos casi a la fuerza. Gente tan pobre en una ciudad ya moderna, que la niña pequeña pegaba de gritos en el carro, de noche, porque nunca se habíamontado en un vehículo de cuatro ruedas.
En los cerros junto a la ciudad algunas gentes no pudie-ron escapar al peligro porque el agente del desastre no se acercó lentamente, como la inundación del gran río que va subiendo de nivel, sino de repente en forma de avalancha de tierra que los dejó sepultados. En la aldea de Las Minas, municipio de El Progreso, 9 miembros de una familia que-daronenterrados de esta manera.
Otras gentes escaparon por el ruido de la quebrada que bajaba de la montaña y arrasaba la comunidad, como en La Guacamaya, aldea también cercana, que quedó devastada por el agua, el lodo, los palos y las piedras de una quebrada que en verano casi se seca. Pero no murieron, creo, ni cinco personas. Perdieron sus casas y sus cosas, pero salieron.
En otros lugares, como en unpueblo de este municipio, Urraco, la gente salió de sus casas a tiempo y logró evacuar a niños y ancianos, pero quedaron en un mar, como náu-fragos, sobre una colina rodeados de agua por todos lados. Ya no fue el agua del gran río Ulúa la que los amenazaba, sino el hambre y la sed. Qué contradicción, morirse de sed en una inundación. Las aguas del río venían contaminadas. Otras gentes en esa mismaárea bananera se quedó en las copas de los árboles o en los techos durante varios días llamando con sus brazos a los helicópteros que pasaban evacuando a la gente.
Por fin un peligro que encontraron los de esta zona rural fueron las serpientes venenosas (las barbamarillas), que junto con las personas se trepaban al mismo árbol.
Mucha gente pensó que Mitch era castigo de Dios. Creo que era castigode la naturaleza que la globalización ha herido al recalentar la atmósfera y destruir la capa de ozo-no, haciendo nacer fenómenos naturales que tienen más fuerza, peligrosidad y frecuencia que antes jamás. Pero también la globalización permitió la detección del agente del desastre y comunicó la alerta por los medios de comuni-cación que actualmente están más difundidos que cuando golpeó el...
tracking img