Fomentar la lectura en los niños

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1521 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Fomente en sus hijos el amor por la lectura y el estudio
POCAS cosas influyen tanto en el futuro de los hijos como el que se les enseñe en casa a leer y estudiar. ¡Y cuánto disfrutan todos haciéndolo! Muchos adultos recuerdan con cariño los momentos que sus padres pasaban leyéndoles. Además de ser una actividad muy agradable, la lectura reporta numerosos beneficios. Y más aún en el caso de lossiervos de Dios, pues el estudio de la Biblia fortalece su espiritualidad. Un padre cristiano comentó: “Las cosas que más valoramos las aprendemos gracias a la lectura y el estudio”.
Los buenos hábitos de estudio ayudarán a los hijos a ser amigos de Jehová (Sal. 1:1-3, 6). Aunque saber leer no es una condición indispensable para recibir la salvación, ofrece grandes beneficios espirituales, comobien reconoce la Biblia. Por ejemplo, Revelación 1:3 dice: “Feliz es el que lee en voz alta, y los que oyen, las palabras de esta profecía”. Además, Pablo le dio a Timoteo un consejo inspirado que destaca la importancia de la concentración, la cual es parte clave del estudio. El apóstol escribió: “Reflexiona sobre estas cosas; hállate intensamente ocupado en ellas”. ¿Con qué fin? “Para que tuadelantamiento sea manifiesto a todos.” (1 Tim. 4:15.)
Claro, el que alguien posea destrezas de lectura y estudio no garantiza que vaya a aprovecharlas bien. Aunque mucha gente domina esas habilidades, prefiere dedicar su tiempo a ocupaciones menos útiles. Si usted tiene hijos, ¿qué puede hacer para infundir en ellos el deseo de adquirir conocimientos provechosos?
La importancia del amor y el ejemploSi usted realiza las sesiones de estudio en un ambiente de amor, sus niños las disfrutarán. Dos padres cristianos, Owen y Claudia, recuerdan así la reacción de sus dos hijos: “Esperaban con ansias esos momentos. Para ellos eran especiales, pues se sentían cómodos y protegidos. Llegaron a verlos como una muestra de nuestro cariño”. Ese entorno afectuoso influirá en los muchachos incluso durantelos difíciles años de la adolescencia. En el caso de Owen y Claudia, sus hijos son ahora precursores y aun hoy se benefician de que les infundieran amor por la lectura y el estudio.
Otro elemento fundamental es que usted les dé un buen ejemplo. Si tiene buenos hábitos de lectura y estudio, es más probable que ellos acaben adoptándolos de forma natural. Pero ¿y si a usted no le gusta leer? En esecaso es conveniente que modifique sus prioridades o su actitud (Rom. 2:21). Si todos los días dedica tiempo a leer, les pondrá un buen modelo. No podrán menos que observar su interés por la lectura bíblica, la preparación para las reuniones y el estudio en familia, y les quedará claro que son actividades muy importantes.
Como vemos, es esencial que les demuestre amor y les dé un buen ejemplo. Pero¿qué más puede hacer para animarlos a leer?
El amor a la lectura nace leyendo
Si quiere que sus hijos lleguen a aficionarse a la lectura, asegúrese de que tengan publicaciones a su alcance desde muy pequeños. Un superintendente que recibió un excelente legado de amor por los libros recomienda: “Deje que los tomen en las manos. Los verán como amigos suyos y como parte de su vida”. Incluso antes desaber leer, muchos niños se encariñan con obras cristianas como Aprendamos del Gran Maestro y Mi libro de historias bíblicas. Si usted se las lee a sus hijos, conseguirá que dominen mejor el lenguaje y, sobre todo, que aprendan “asuntos espirituales” y “palabras espirituales” (1 Cor. 2:13).
Léales en voz alta todos los días. Gracias a esta buena costumbre les enseñará a pronunciar bien laspalabras y cultivará su gusto por la lectura. Es importante que adopte una actitud entusiasta, pues seguramente se les contagiará. De hecho, es muy probable que acaben pidiéndole que les repita la misma historia una y otra vez. Deles el gusto. Ya verá que más adelante quieren explorar nuevos temas. Pero no convierta estas actividades en una obligación. Imite a Jesús, quien enseñaba a las personas...
tracking img