Fraude

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (679 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL CASO DE LA PRINCESA DE BEAUFFREMONT
El 1° de Agosto de 1874, La Corte de París pronuncia la separación de Cuerpos entre el Príncipe de Beauffremont, ciudadano francés y su esposa de origen belga,que devino francés por matrimonio.
En aquella época la ley francesa aplicable al caso no admitía el divorcio, esta prohibición no convenía a la princesa. Aprovechando que esta separación de cuerposle permite vivir en un domicilio separado, ella viaja temporalmente al Ducado de Sax-Altenbourg cuya nacionalidad obtiene el 03 de Mayo 1,875.
A partir de entonces como ciudadana alemana ellarecupera su libertad para volverse a casar gracias a su nueva ley nacional que considera como divorciados a los católicos separados de cuerpo. Entonces la princesa puede casarse con aquel que preparo suviaje a Alemania; por lo que el 24 de mayo de 1,875, contrae nuevas nupcias con el Príncipe Bibesco, ciudadano rumano.
Dados los hechos el Príncipe de Beauffremont, que mantiene su nacionalidadfrancesa y que por tanto según la legislación francesa continua casado con la Princesa, entabla un Proceso para esclarecer su situación solicitando al Tribunal Francés la anulación de la naturalizaciónobtenida sin su consentimiento y la anulación del segundo matrimonio.

En Primera Instancia: el Tribunal dicta sentencia el 10 de Marzo de 1876, favorable al príncipe.
El primer argumentodeclara que la princesa de Beauffremont, sin la autorización del marido, no puede legalmente adquirir una nacionalidad extranjera…….. y que por tanto ella continua siendo francesa en el momento de susegundo matrimonio.

El segundo argumento considera que en el hipotético caso que el marido haya dado su consentimiento. El cambio de estado civil deseado por la mujer no habría resultado del “ejerciciolegítimo de una facultad conferida por la ley…….que sería un abuso……….y que pertenece a la justicia rechazar los actos contrarios a las buenas costumbres y a la ley”.
En Segunda Instancia: Habiendo...
tracking img