Goethe ante la hispanidad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2295 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Goethe ante la Hispanidad
De haber andado escaso de tiempo –y no es por error ni errata– hubiera escrito un libro sobre tan alto tema. Pero con alguna calma –y esta es la grandeza y servidumbre del escritor–, en esta primavera encendida de centenario, organizar unas simples notas, viene a llenar un cometido, a cumplir también designio de hispanidad rompiendo intencionada lanza en el toro de lainterpretación, por precisar perfiles que se me antojan muy de primera mano.
I. La responsabilidad «nacionalista» del escritor
Aún no he podido comprender por qué la mayoría de los artículos publicados en España por estos días sobre Goethe pudieron salir lo mismo, con idénticas palabras, en los diarios y revistas de Alemania, de Turquía o de Rusia. Esta universalidad, este objetivismo sin razani frontera me parece muy sospechoso. En Francia, por ejemplo, no hubiera podido ocurrir.
En efecto, todo escritor francés no escribe en francés y en Francia por casualidad, sino por causalidad. En Francia el escritor se debe a un sentido histórico, y, más concretamente, aún, siente la responsabilidad histórica, patriótica, de su nacionalidad. Así pues, mientras en España –donde no todo esespañol– el liberalismo republicano aparece como antitesis del nacionalismo, en Francia, donde todo es orgullosamente francés, hay un nacionalismo histórico –el de Barbey, el de Barrés, el de Maurras– que puede concretarse en un monarquismo legitimista, y hay un [183] nacionalismo republicano sobre el que pesa igualmente la tradición, y que siente hasta el orgullo de sus Reyes, de su aristocracia, y,desde luego, la necesidad y el orgullo de las jerarquías, de las disciplinas.
Este nacionalismo patriótico de Francia, que tantas veces adquiere perfiles cómicos, este regusto del francés por lo francés, ha llevado a Francia a exaltar a un criminal monstruoso como Landrú, en tanto que es un insigne, un importantísimo asesino. Para el francés no hay «mala Francia» como para el español hay «malaEspaña», utilizada continuamente para la exportación y para una especie de oscuro placer anárquico de destruir y desacreditar lo propio.
Por estas razones, el escritor español habla de Goethe sin preocuparle para nada la literatura española, el romanticismo español, el genio español y todo aquello que pueda suponer al contemplar lo extranjero una exaltación, un reflejo o un simple paralelo alusivoa la hispanidad.
Goethe para un español de la «buena España», ha de ser contemplado desde aquí, desde el reducto hispalense que ha dictado vientos de grandeza al Mundo.
Y en este sentido, están dictadas las simples notas de Goethe ante la hispanidad.
II. El espíritu español de la «Sturm und Drang»
Goethe, durante su juventud, formó parte de la «Sturm und Drang», grupo juvenil eintelectual, como es sabido, que presentaba, como programa, de una parte la revisión de la literatura medioeval germánica, para incorporarla a las letras vigentes, y de otra parte la gran revolución del sentimiento (romanticismo).
Ahora bien, los hermanos Schlegel, reconocieron que las letras españolas, especialmente la literatura de Lope y de Calderón, presentaba un material «romántico» que daba la pauta,principalmente en lo teatral, del arte que convenía hacer.
Así, del mismo modo que Stendhal opuso Shakespeare a Racine, la «Sturm und Drang», opone –y ello me parece un extremo de máxima importancia– el misterio y el auto sacramental a la concepción teatral neoclasicista. (Ya Lessing, en «La [184] dramaturgia de Hamburgo» y en distintos trabajos y opúsculos, mantiene, con violencia polémica,este credo, y de entonces data la manera de ver el Teatro fuera de leyes y normas que antes parecían inconmovibles.)
De este modo puede afirmarse que el «romanticismo» español, de grave fondo católico, el «romanticismo» dado antes, naturalmente, de la centuria romántica, ha sido el primer romanticismo universal. Y ello se debe, acaso, a esa definición del hombre, que es tanto razón como...
tracking img