Guia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 23 (5731 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Reforma educativa de Gómez Farías. Educación pública Isidro Castillo [...] Mora reconoció más tarde el valor de un plan de reforma presentado por Lucas Alamán en 1830, cuando era ministro. Habría dividido la instrucción en cuatro ramas, y en cada uno de los colegios existentes se alojaría una de las ramas; se introducirían nuevas materias y se suprimirían las inútiles cátedras de teología. Elplan de Alamán fue breve y moderado, pues como él mismo dijo, el gobierno de Bustamante creía que, en todos los asuntos, era mejor reformar que crear de nuevo. De tal modo, la antigua universidad subsistiría junto a los nuevos establecimientos. Mora dijo, sarcásticamente, que Alamán en 1834, no rechazó la reforma liberal, de hecho, "en su defensa (Alamán) no disimula sus pretensiones a ser el autorde sus bases". El tono de Mora lo lleva a uno a sospechar que había algo de verdad en las pretensiones de Alamán. Por lo menos, esto constituye otro indicio más de que en las ideas de los dos hombres existieron puntos de afinidad. Las reformas educativas de corta vida constituyeron el meollo de lo que Mora calificó a menudo de "Revolución de 1833". Todos los testimonios indican que, aunque nuncafue oficialmente ministro de Educación, Mora fue el arquitecto principal de los cambios. Formó parte del comité para la enseñanza nombrado por Gómez Farías (20 de septiembre de 1833) que más tarde se convirtió en la Dirección General de Instrucción, el nuevo organismo gubernamental consagrado a la enseñanza. Las reformas fueron revolucionarias por cuanto la universidad y la mayoría de los antiguoscolegios del Distrito Federal quedaban abolidas y sustituidas por seis "establecimientos" controlados por el Estado, dedicados cada uno de ellos a una rama de la enseñanza. El gobierno nombraría a los profesores y directores. La nueva legislación, por supuesto, se dirigía contra la universidad, entendida como corporación, pero aún más contra la gran influencia que ejercía el clero a través de laeducación. Por esta razón, en parte, El Indicador reimprimió los ensayos educativos de Jovellanos, que en su mayoría fueron escritos después de que dejó de ser ministro de Justicia en 1797, cuando la Iglesia se opuso a su plan de reforma. "Jovellanos es el mejor testigo de la inmensa dificultad de caminar en la instrucción pública”, escribió Mora. A pesar de los esfuerzos conscientes que hizo porser radical, por ejemplo eliminando los antiguos términos de “universidad” y de “colegio” en favor del término neutro “establecimiento”, la reforma se mantuvo perfectamente dentro de las tradiciones hispánicas. Mora, Zavala y los periódicos reformistas guardaron su más afilada retórica anticlerical para atacar el antiguo sistema de la educación superior. “La educación

de los colegios -escribióMora- es más bien monacal que civil”. La vida de los estudiantes estaba llena de “devociones más bien de la vida mística que de la del cristiano”. Las fiestas religiosas, las procesiones, los entierros ocupaban más de 200 días del año del trabajo del alumno, prolongaban la educación e “inutilizaban las disposiciones de los jóvenes para las ocupaciones laboriosas y positivas”. La abundancia defestividades religiosas fue siempre particularmente irritante para el espíritu utilitarista. En los colegios, dijo Mora, se hacía caso omiso de las materias relativas a la sociedad de la época, el derecho constitucional, la economía política, la historia “profana”, el comercio y la agricultura. Sujeta a regulación clerical, la educación nunca podría fomentar “un espíritu de investigación y de duda”,sino únicamente el “hábito de dogmatismo y disputa”. Según Mora el método de enseñanza predilecto consistía en escoger un autor anticuado, en exponer sus doctrinas y luego en defender sus ideas contra toda evidencia opuesta. El método dogmático se extendía inclusive a las ciencias naturales, y las paralizaba. Mora reconoció que habían salido de los colegios muchos hombres buenos (como él mismo,...
tracking img