Guillermo rodriguez lara

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2722 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
uillermo Rodríguez Lara
De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a navegación, búsqueda
General Guillermo Rodríguez Lara |
Dictador de Ecuador |
Mandato
15 de febrero de 1972 – 11 de enero de 1976 |
Precedido por | José María Velasco Ibarra |
Sucedido por | Consejo Supremo de Gobierno |
|
Nacimiento | 4 de noviembre de 1924
Pujilí, Ecuador |
Partido político | Ninguno. |Cónyuge | Aída León |
El General de División Guillermo Rodríguez Lara es un militar y político ecuatoriano. Fue un dictador de Ecuador, que gobernó el país desde el 16 de febrero de 1972 al 11 de enero de 1976.
Asumió el poder en virtud de ser el oficial más antiguo al momento en que las Fuerzas Armadas del Ecuador dieron un golpe de Estado para establecer un gobierno "nacionalista yrevolucionario", que controle el ingreso producto de la exportación de petróleo que se comenzó a realizar en la década del setenta, coincidiendo con la crisis energética mundial.
* |
Biografía [editar]
Rodríguez Lara nació el 4 de noviembre de 1924 en Pujilí, en la provincia de Cotopaxi. Realizó sus estudios secundarios en el Colegio Militar Eloy Alfaro de Quito y posteriormente siguió la carreramilitar desde la Escuela Militar hasta la Academia de Guerra. Estudió en Argentina, en Panamá (en la Escuela de las Américas[1] ) y en otros países.
En el ámbito personal, Rodríguez está casado con la señora Aída León. Tiene varios hijos. Tras su retiro militar y político, se dedica a la ganadería en su hacienda en Pujilí. En varias ocasiones ha sido objeto de reconocimientos e invitaciones porparte de gobernantes ecuatorianos en el actual período democrático.

Golpe de estado y llegada de Rodríguez Lara al poder [editar]
Como comandante general del Ejército propició un golpe de estado y exilió al anterior presidente, José María Velasco Ibarra, a Buenos Aires, Argentina. Esto se debió al complejo momento político que vivía el Ecuador en ese momento. El país estaba a las puertas deunos comicios generales que nunca se celebraron, y en los que el casi seguro ganador habría sido Assad Bucaram, personaje populista que no era del gusto de la oligarquía criolla ni de la cúpula de las fuerzas armadas. Previamente el presidente Velasco Ibarra se había declarado dictador en 1970, disolviendo a partir de ese instante el congreso. De alguna manera estas circunstancias empujaron a lasfuerzas armadas a tomar la decisión de intervenir, dándose el 15 de febrero de 1972 un golpe de estado incruento, que fue ejecutado materialmente por el comandante Jorge Queirolo Gómez, pero que llevó al general Guillermo Rodríguez Lara al poder. El golpe en sí sucedió en la ciudad de Guayaquil, sin que se disparara ni un tiro y, ese mismo día Velasco Ibarra fue enviado en un avión de la Fuerza Aéreadel Ecuador (FAE) a Panamá, desde donde partió a su exilio definitivo en Argentina. Se instauró entonces una era de gobiernos militares, que en total, considerando a los sucesores del general Rodríguez Lara, dirigió durante más de siete años los destinos del Ecuador, hasta el retorno a la democracia en agosto de 1979.
La presidencia [editar]
Durante su mandato, se masificó la producciónpetrolera en el país y con los fondos obtenidos de las ganancias se construyeron hospitales, escuelas, caminos, carreteras (se asfaltó la carretera Quito - Tulcán), etcétera. También se construyó la refinería de Esmeraldas, que por muchos años ha sido la más grande del país. Otra medida significativa, fue que se renovaron los equipos de las tres ramas de las fuerzas armadas. Como fundamento del mandatode Rodríguez Lara se proclamó un Movimiento Nacionalista Revolucionario, que en lo esencial proponía la transformación social y económica del Ecuador, utilizando para ello los recursos que generara el "oro negro".
La salida del poder [editar]
El 31 de agosto de 1975 Rodríguez Lara enfrentó un intento de golpe de estado liderado por el general Raúl González Alvear, del que salió bien librado y...
tracking img