Heraldos negros

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (781 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 19 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LOS HERALDO NEGROS
Hay golpes en la vida, tan fuertes… ¡yo no sé!
Golpes como del odio de Dios; como si ante ellos,
La resaca de todo lo fondo
se empozara en el alma…Yo no sé!

Son pocos; peroson…Abren zanjas oscuras
en el rostro más fiero y en el lomo más fuerte.
serán tal vez los potros de barbaros atilas,
o los heraldos negros que nos mandan a la muerte.

Son las caídas hondas de los Cristosdel alma,
de alguna fe adorable que el destino blasfema.
Esos golpes sangrientos son las crepitaciones
de algún pan que en la puerta del horno se nos quema.

Y el hombre…pobre…pobre! Vuelve losojos, como
cuando por sobre el hombro nos llama una palmada;
Vuelve los ojos locos, y todo lo vivido
se empoza, como charco de culpa, en la mirada.

Hay golpes en la vida, tan fuertes yo no sé !

Eldiario de vivir denominada como los golpes de Dios. Vallejo nos habla de las grandes desgracias de la vida. tragedias que sólo podrían explicarse como el resultado del odio de Dios. Vallejo no se refierea las cachetadas que día a día nos brinda el destino, pues la mención de Dios indica que estos golpes bajos que menciona el poeta parecen más el producto de toda una confabulación del tiempo yespacio en contra de nosotros, algo más organizado y malévolo como el Holocausto Nazi. Son tan fuertes que logran doblegar hasta el más “macho”, a aquél que está acostumbrado a recibir golpes durossoportándolos con estoicismo y perseverancia. Pero estos golpes son tan contundentes que son capaces de pulverizar todo ese estoicismo logrando que la “resaca de todo lo sufrido” se “empoce en el alma” de unavez por todas. “Yo no sé!” dice Vallejo, indicando que estos golpes ocurren con tan poca frecuencia, que nadie, ni el que escribe, puede explicarlos a cabalidad.
2
En esta segunda estrofa, Vallejo nosconfirma que estos golpes son pocos. Pocos pero cruciales. Ante ellos, hasta el rostro más fiero se tuerce, hasta el lomo más fuerte se hunde. En consecuencia, no hay nada que podamos hacer para...
tracking img