Historia de grandes cristianos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 348 (86950 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
1

BIOGRAFÍAS
DE

CRANDES CRISTIANOS
Orlando S. Boyer

Tomos 1 y 2
*** EQUIPO INTERNACIONAL E-SWORD BIBLIOTECA HISPANA
Datos Bibliográficos Título: Editorial: Copyright: Autor: Traductor Tema: Propietario:
1º. ISBN 0-8297-1342-5 Edición en idioma español 1983 Sexta impresión, 6/90 3M KP 2º. ISBN 0-8297-1343-3 Noventa impresión, 1995

BIOGRAFÍAS DE CRANDES CRISTIANOS EDITORIAL VIDADeerfield, Florida 33442-8134 © Copyright 1983 por Editorial Vida Deerfield, Florida 33442-8134 Orlando S. Boyer Shily Kjellgreen Biografías Orlando S. Boyer

Datos Generales del Módulo Etiqueta: Tipo: Versión: 2.1 Compilador: Última Revisión: Fuente: Estado: Acerca de la Obra Estos libros fue publicados en portugués con el título Heróis da fé por Emprevan Editora. BIOGRAFÍAS DE CRANDESCRISTIANOS Top Equipo Internacional e-Sword, B.H. 15 de Mayo de 2010. Copiado de los ejemplares de la Biblioteca R.E.B.

"Hablaron de tal manera que creyó una gran multitud." Hch_14:1

ÍNDICE del 1º.
2

El misterio de los grandes cristianos Jerónimo Savonarola — 1452-1498 Precursor de la Gran Reforma Martín Lutero — 1483-1546 El Gran reformador Juan Bunyan — 1628-1688 Soñador inmortal JonatánEdwards — 1703-1758 El gran avivador Juan Wesley — 1703-1791 Tea arrebatada del fuego Jorge Whitefield — 1714-1770 Predicador al aire libre David Brainerd —1718-1747 Heraldo enviado a los pieles rojas Guillermo Carey — 1761-1834 Padre de las misiones modernas Christmas Evans — 1766-1838 El "Juan Bunyan de Gales" Enrique Martyn — 1781-1812 Luz usada enteramente por Dios Adoniram Judson — 1788-1850Misionero, explorador espiritual de Birmania Carlos Finney — 1792-1875 Apóstol de avivamientos El Salvador espera y el mundo carece

INDICE de 2º
El gemir de miles de millones de almas Jorge Müller — 1805_1898. Apóstol de la fe David Livingstone — 1813_1873 Célebre misionero y explorador Juan Paton — 1824_1907 Misionero a los antropófagos Hudson Taylor — 1832_1905 Padre de la misión en el interiorde la China Carlos Spurgeon — 1834_1892 El príncipe de los predicadores Pastor Hal — 1836_1896 Amado líder chino Dwight Lyman Moody — 1837_1899 Célebre conquistador de almas Jonatan Goforth — 1859_1936 "Con mi Espíritu"

1º. EL MISTERIO DE LOS GRANDES CRISTIANOS
3

"Visité el viejo templo de Nueva Inglaterra, donde Jonatán Edwards predicó su conmovedor sermón: Pecadores en las manos de unDios airado. Edwards sostenía el manuscrito tan cerca de los ojos, que los oyentes no podían verle el rostro. Sin embargo, al acabar la lectura, el gran auditorio estaba conmovido. Un hombre corrió hacia él clamando: '¡Señor Edwards, tenga compasión!' Otros se agarraban de los bancos pensando que iban a caer en el infierno. Vi cómo se abrazaban a las columnas para sostenerse, pensando que habíallegado el juicio final. "El poder de aquel sermón aún tiene un gran impacto en el mundo entero. Pero conviene conocer algo más de su historia, la parte que generalmente se suprime. Durante tres días Edwards no había tomado ningún alimento, y por tres noches no había dormido. Había rogado a Dios sin cesar: '¡Dame la Nueva Inglaterra!' Después de levantarse de orar, cuando se dirigía al púlpito, uno delos allí presentes dijo que su semblante era como de quien, por algún tiempo, hubiera estado contemplando el rostro de Dios. Aun antes de abrir la boca para pronunciar la primera palabra, la convicción del Espíritu Santo cayó sobre el auditorio." Fue así como se expresó J. Wilbur Chapman en sus escritos sobre Jonatán Edwards. Con todo, ese célebre predicador no fue el único que luchó con Dios enoración. Al contrario, después de leer cuidadosamente las biografías de algunos de los más destacados personajes de la Iglesia de Cristo, llegamos a la conclusión de que nunca se puede atribuir, con razón, su éxito únicamente a sus propios talentos y su fuerza de voluntad. Por cierto, un biógrafo que no cree en el valor de la oración, ni conoce el poder del Espíritu Santo que obra en el corazón,...
tracking img