Historia de la educacion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3273 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 10 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA EDUCACIÓN COMO CAUCE PARA LA EVANGELIZACIÓN
Jornadas Misioneras Nacionales COVIDE-AMVE y JMV Madrid, 7 de marzo de 2009

Mons. Luís Solé Fa, C.M. Obispo de Trujillo (Honduras)

I) CONCEPTOS 1) EVANGELIZACIÓN Rm 1, 1-5: Todos hemos recibido esta gracia: ir “a todos los pueblos”, tal y como nos manda Jesús (Mt. 28,19-20). Esta Misión exige evangelizar las culturas. Como afirma Pablo VI en“Evangelii nuntiandi”, esta es la vocación propia de la Iglesia, que nos convierte en Comunidad evangelizada y evangelizadora (E.N. 13,14). Pero no es fácil evangelizar las culturas. Más aún, afirma Pablo VI que “la ruptura entre el Evangelio y la cultura es, sin duda alguna, el drama de nuestro tiempo como lo fue también en otras épocas” (EN, 20). 2) CULTURA Es lo que “cultiva” la concienciacolectiva de cada pueblo desde su realidad histórica. Podemos considerar como tres niveles en toda cultura: Primer nivel (más subjetivo): conjunto de valores y desvalores que se comparten en las relaciones con los demás, con la naturaleza y con Dios. Segundo nivel (menos subjetivo): las formas de expresión de los valores y desvalores que se concretan en costumbres, lenguajes, estilos de vida con que cadapueblo se enfrenta con la vida y con la muerte. Tercer nivel (objetivo): la visibilidad de las culturas en sus configuraciones que suponen la institucionalización, estructuración, legislación.

1

Si el Evangelio no penetra en el primer nivel no puede hablarse de autentica evangelización. Sólo desde la conversión al Evangelio, dejando que este transforme los valores, será posible, después,que nazcan formas de expresión culturales que reflejen que el Evangelio se ha hecho vida en esa cultura. En ese caso puede afirmarse que se ha “inculturado” el Evangelio. Cuando la oferta del Evangelio se instala sólo en el segundo nivel el de las expresiones- tenemos una cultura “maquillada” de cristiandad y una religiosidad popular casi vacía por dentro. Esto lo observamos cuando las personas queemigran dejan fácilmente sus expresiones religiosas, o cuando se aferran a ellas no por motivos de fe sino de defender su cultura.

Si se puede hablar de la “cultura de los pobres”, marginados, excluidos” cabe preguntarse si al evangelizarlos somos capaces de comprender y de incluir en sus valores y desvalores, que están centrados en lo que tiene que ver con la subsistencia, con el sobrevivircada día. No nos debe engañar el que los pobres adapten expresiones religiosas para conseguir de la Iglesia lo que suavice un poco la dureza de la vida. San Vicente y Santa Luisa lo sabían. Por eso insistieron tanto en el amor a nuestros “amos y maestros”, que a veces se manifiestan muy exigentes. Y por eso también insistieron en la necesidad de servirles de forma integral. San Vicente y SantaLuisa organizaron la Caridad para servir corporal y espiritualmente a los Pobres. Quizás debamos nosotros ampliar la tarea que nos dejaron organizando a los Pobres para que su cultura no sea silenciada por el resto de la sociedad y los que acaparan el poder. Para que su cultura evoluciones hacia una fuerte presencia y sean protagonistas de los cambios sociales que se necesitan. Entiendo que este elcamino que nos indica la idea del “cambio sistémico” ANEXO: LA NECESIDAD DE EVANGELIZAR La evangelización no es una respuesta a una demanda de la sociedad. Es el ofrecimiento que hace la Iglesia en fidelidad a su misión. Pero es una oferta razonable por cuanto es esencial en toda cultura afirmar o negar una vinculación religiosa con Dios; pues es desde esa relación que resulta coherente preguntarsepor el sentido de todo: de la existencia, de la creación, de la vida y la muerte.
2

Siendo así que la postura creyente o increyente inspira, desde sus valores respectivos, los demás niveles de la cultura, liberándolos hacia la experiencia de lo trascendente o encerrándolos en un sentido inmanente (D.P. 389). Desde ahí es que se justifica el derecho de la Iglesia a anunciar el Evangelio,...
tracking img