Historia de la pintura en rep. dom.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1355 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Artes Plásticas Dominicanas
El arte dominicano, en sentido estricto el producido en la República Dominicana desde la Independencia en 1844, tiene sus antecedentes históricos en las pictografías taínas realizadas con líneas simples y pigmentos vegetales sobre paredes rocosas, la cerámica y otras producciones "menores", y en la pintura y escultura religiosas españolas traída por los conquistadoresdesde los viajes de Colón.
Posteriormente a la Independencia, como en el resto de la América Hispana, las artes visuales siguen la senda del afianzamiento de la identidad nacional, sobre todo a través de los retratos de patricios y de un creciente reconocimiento del paisaje como un medio de descubrimiento y de identificación con el entorno. Igualmente, las modas del criollismo y el indigenismose manifestaron en la pintura, y como suele ocurrir en las periferias artísticas, los elementos procedentes de los lenguajes visuales característicos de los movimientos surgidos en los centros del arte, específicamente en Paris y otras capitales europeas, aparecen mezclados de modo indiscernible. Realismo, romanticismo, neoclasicismo académico, e incluso ribetes simbolistas, se fusionan en lapintura de finales del XIX y comienzos del XX, en Sisito Desangles, Alejandro Piñeyro, Rodríguez Urdaneta o García Godoy.
Los maestros de la Plástica
Los primeros maestros en artes plásticas dominicana se remontan a los años treinta. A lo largo de las últimas siete décadas, la Escuela Nacional de Bellas Artes es la principal casa de estudios de donde proceden los más renombrados artistas plásticosdominicanos.

Años treinta
Joryi Morel, lo mismo que Federico Izquierdo, se forma afianzado en el corazón del Cibao (centro del país), y hace protagonistas de sus cuadros a la luz y al hombre de campo dominicanos. Su Campesino cibaeño , de la colección del Museo de Arte Moderno, es una exaltación de la nobleza y la elegancia innatas de las gentes del Cibao rural, con un luminismo que nosiempre puede identificarse con el divisionismo de los impresionistas galos.

Jaime Colson absorbió la savia de las vanguardias estéticas en Francia y la transmitió, primero, a la joven vanguardia barcelonesa del grupo Dau al Set, y después a la de su propio país. Colson Conecta el espíritu clásico con el cubismo en su propia imaginería mulata y en la sensualidad de sus efebos, al mismo tiempo quereconstruye los vínculos de la geometría con el ancestro africano. Darío Suro, por su parte, con su formidable capacidad de evolución, es el camaleón del siglo. Absorbe durante seis décadas el aporte de los principales movimientos del siglo, en Iberoamérica, en Estados Unidos y en Europa, para asimilarlos a su propia visión de la raza y del erotismo, de la tensión entre lo abstracto y lo figurativo,entre el cuerpo como naturaleza dada y concreta y la imaginación pasional que lo anima.

La Escuela de Bellas Artes
La Escuela Nacional de Bellas Artes, una de las instituciones con las que Rafael Díaz Niese inicia la primera política cultural dominicana en plena dictadura trujillista, es el ámbito de acción de otra figura señera, la pintora Celeste Woss y Gil. Esta excepcional cultivadoradel retrato y el desnudo, hija del ex presidente Alejandro Woss y Gil, formada en Cuba, fue la única artista dominicana tan absolutamente al día con la cultura de su época que pudo formar parte del profesorado de la Escuela (compuesto en su casi totalidad por exiliados españoles y centroeuropeos que huían de las contiendas de sus países de origen, debido a sus convicciones liberales o democráticas,en el caso de los primeros, y su origen judío en el de los segundos). De Woss y Gil cabe destacar sus Desnudos y su estupendo Mercado .

Años cuarenta. Actualización y autodefinición del arte dominicano
La influencia que se inicia con los propios maestros europeos, desde Joseph Gausachs a George Hausdorf, de José Vela Zaneti a Antonio Prats Ventos, no es, como en la época virreinal, una mera...
tracking img