Historia de un burdel

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (682 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Dentro de un burdel y sin disputas
una noche de juerga
medio pedos, bailando con las putas
se encontraban seis hijos de la verga.
Bailaban y tomaban con descaro
y en medio del relajo aterrador,de vez en cuando oías el disparo
de algún hediondo peDo tronador.
Los ojos denunciaban la tristeza
los rostros denotaban amargura,
y a pesar de las putas y cerveza
la sala estaba tétrica yobscura
¡Que se brinde por algo! exclamo Rosa,
que de las putas fue la más sabrosa;
estamos aburridas y esta sala
siempre ha sido alegre y bulliciosa,
¡que se anime esta noche de gran gala!
Laidea fue aceptada: ¡Sí, brindemos!
¿Por la mujer?, eso ya es viejo,
mas, ¿por qué?, por los culos, ya los vemos;
además es brindar a lo pendejo.
Una voz varonil dijo de pronto:
¡Por la verga,compañeros!
Ya que por saciar instintos fieros
me he portado con ella algo inhumano.
Brindemos porque ella crezca,
que nunca la doblegue ningún mal,
porque de ella jamás desaparezca
su arrogancia yhermosura sin igual.
¡Bravo!, dijeron todos,
inspirado por tu verga has estado;
el turno es de este cabezón adinerado
que fama tiene de coger parado
“Bebo y brindo, clamó el interpelado,
por miarrugado chile que ya empieza
a sentir de su trabajo la dureza,
y no quiero decir que está cansado,
pero ya hasta le duele la cabeza”.
¡Por mi pito!, que cuando hay motivo
quisiera erguirse comoayer altivo
y a pesar de mi furia, ¡qué tristeza!
ni tan solo un instante se endereza.
Yo brindo, dijo Juan, por esta verga,
que dio para Minerva
un torrente de leche llenadora,
y por esamujer que por mi verga llora.
Brindo porque mi verga con esmero
llegue entre sus piernas al agujero
fragante y exquisito que ahí guarda
una mujer ingrata,
que al negármelo, me mata.
Porque duermacon ella entrepiernado
y me deje besar, aunque de lado,
sus piernas que me causan embelesos;
vamos, porque cada noche que se escapa
me deje en el buró mis ocho pesos.
Siguió la tempestad de...
tracking img