Historia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1166 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
En el tercer capítulo se hace la referencia de Miguel Hidalgo y Costilla y Juan Antonio Riaño de que son el ejemplo de que las guerras de independencia entre criollos y peninsulares es un mito, el primero tenía sueños muy diferentes al segundo pero a fin de cuentas los dos pertenecían a la sociedad de la Nueva España e incluso a Riaño se le reconocen más sus actos en América que en España. Lo queel historiador debe de preguntarse es si la historia realmente describe lo que estos personajes como lo que dice que fueron si Hidalgo fue un criollo y Riaño un peninsular “gachupín”, pero sobre todo si las guerras de independencia fueron un enfrentamiento entre lo que verdaderamente representaba uno del otro. También menciona que las quejas de los criollos por la ocupación de cargos en laburocracia de la Monarquía, hay que tomarlas como lo que son, propaganda en tiempos de guerra. Estas quejas se derivan del desplazamiento de criollos por peninsulares que se da con la idea de los Borbones de un Estado moderno y centralizado, creando un cuerpo de funcionarios cuya fidelidad no fuera tentada por intereses familiares, locales o de otro tipo y con esto desmontar el entramado de redespolíticas, sociales y económicas en las que tradicionalmente habían vivido inmersas las elites de la Monarquía, criollas y no criollas, las cuales percibieron esto como un intento de desplazamiento de sus costos tradicionales de poder.
“Si los funcionarios (acriollados) eran poco fiables, menos todavía lo serian los criollos, cuya vinculación con las redes locales y familiares no eran unaadquisición, habían nacido ya inmersos en ellas”[1]
El autor nos menciona que el eje de la política borbónica fue evitar una colisión entre intereses privados e intereses públicos, no una discriminación en función del lugar de nacimiento, es decir, no permitían a los criollos acceder a ciertos cargos por el hecho de sus intereses privados no por el hecho de haber nacido en América. Los cargosburocráticos de la Monarquía católica no estaban vinculados al lugar de nacimiento, sino a las redes familiares de las que formasen parte. Las posibilidades de ocupar un cargo en la burocracia de la Monarquía católica no eran homogéneas para todos los súbditos, menos todavía las de ascender a través de sus complicadas redes de poder. Un ejemplo de esto es la masiva llegada de personas originarias del nortede la península provocó que la burocracia americana en el momento de la independencia, tanto la civil, eclesiástica y militar, estuviera llena de vascos, cántabros y asturianos.
El origen geográfico nunca fue motivo de discriminación para ocupar cargos públicos. El problema del enfrentamiento entre criollos y peninsulares es bastante mas complejo que lo que la historiografía empeñada en ver lasindependencias como un conflicto de identidades ha interpretado y desde luego no se resuelve contando funcionarios nacidos en la península y nacidos en América.
El autor menciona que el resultado de las guerras de independencia donde influyeron el olvido y la invención de una nueva memoria colectiva es el de borrar los recuerdos comunes para poder mostrar así la existencia de dos comunidadesdiferentes. Prueba de esto es la propaganda insurgente, la cual fue hecha para convencer a los criollos de que no apoyaran las posturas peninsulares y de que estos son sus enemigos.
Antes de 1810 el discurso hegemónico entre las elites criollas fue el de la afirmación de la igualdad con los peninsulares y el de la reclamación de fueros y privilegios a los que los criollos tenían derecho. Pero elenfrentamiento bélico agudizó conflictos reales e imaginarios y el carácter sangriento y cruel de las guerras acabo construyendo un foso de odio entre los dos grupos.
Los insurgentes se dieron cuenta de la utilidad de canalizar las tensiones sociales y étnicas como un enfrentamiento europeos/americanos. El objetivo fue convertir el odio al blanco en odio al gachupín o al chapetón, de manera que la...
tracking img