Historia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1137 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA LUCHA DEL PUEBLO MÉXICANO POR LA LIBERACION DE SU PATRIA
El conde keratry escribía, refiriéndose al fracaso de la aventura mexicana de Napoleón III: “Esta vez, al menos, la fuerza se vio vencida por una idea poderosa: el odio a la invasión extranjera”. He aquí lo que escribía uno de los oficiales de la legión francesa en el verano de 1862.
Las ciudades y aldeas por las que pasa nuestroejercito abandonadas…..En boca del Potrero, en Tolomeo, en paso de A vigas no ha quedado una sola persona. Los intervencionistas robaban sin piedad. Para ellos “esto de imponer multas a los pueblos era común y muy frecuente…. Y desaparecían en las cajas de la intendencia francesa”. Y efectivamente, si el tenedor de dichos recibos era extranjero, se le pagaban sin mayor dificultad.
Además, losinvasores no se limitaban a saquear. Los fusilamientos en masa de republicanos e incluso de pacíficos vecinos, sospechosos de simpatizar con la republica, la matanza de ancianos, mujeres y niños, la quema de ciudades y pueblos enteros, estos y otros muchos crímenes eran fenómeno corriente durante el periodo de la intervención. Y los mexicanos prendían fuego a las aldeas por donde el ejército invasor ibaavanzando, destruían sus cosechas y destruían sus molinos para que cayese en manos de los franceses, al igual que los campesinos rusos durante la guerra patriótica de 1812 con Napoleón. Las raciones en el ejército francés se redujeron varias veces.
Por eso eran por demás ridículas las afirmaciones de la prensa oficiosa francesa a propósito de la “amistad inquebrantable” que según ella el pueblomexicano profesaba por los invasores. La amenaza de ver convertida la nación entera en una colonia, unifico a los mexicanos en una fuerza única que se opuso a los invasores y a sus pocos aliados, los traidores de la patria. Hasta los propios familiares de los traidores les volvían a veces la espalda.
El corresponsal de la agencia Reuter comunicaba desde México. Entre los comandantes conservadoreshabía, además, no poco indios (los generales Tomas Mejía Méndez, el coronel Losada, etc.). El resultado fue que en el periodo decisivo de la lucha, la inmensa mayoría de los indios se alzó en defensa de la independencia de México.

Los indios construían el grueso fundamental del ejército regular mexicano que luchaban contra el invasor y dieron muestra de verdadera intrepidez y firmeza. Es sabioque los líderes del bloque clerical conservador, como ya no podían contar con el apoyo popular, había venido preparando, a lo largo de muchos años, la intervención extranjera. Sabemos que ellos, así como la camarilla clerical, constituían fundamentalmente el consejo de Regencia y la Asamblea de Notables que proclamo el imperio.
Hasta sus hombres mas allegados hablaban de el con repugnancia.Todo ello no le impido ser nombrado Caballero de la Legión de honor del ejército francés amen de caballero de otras muchas órdenes instituidas por Maximiliano. Y no en vano, tampoco, Mella, nuncio papal en la corte de Maximiliano decía con orgullo: “El clero, he aquí quien ha creado el imperio”.
Los representantes diplomáticos de Inglaterra y Francia en vísperas mismas de la intervención trataronde establecer contacto con los liberales moderados, y el Times llego incluso a proponer la candidatura de Doblado para la presidencia de México, después de que quedase establecido el protectorado extranjero. Con ellos se formo su primer ministro, del que entraron a formar parte Doblado, Ramírez y otro moderados. En los años 1863-1865 traicionaron a la causa republicana otros destacados liberales.Por lo que toca a Vidaurri, este era prácticamente un reyezuelo sin corona en Coahuila y nuevo León. Y como la población local no le presento en ello apoyo alguno, huyo a México a refugiarse con Maximiliano. En varias ocasiones había nombrado para puestos de mando a conocidos traidores, que después se pasaron al campo enemigo. Al desprenderse de ellos, los republicanos, en fin de cuentas, no...
tracking img