Hola

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (560 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
hooola hooola v v vhooola hooola hooola hooola hooola hooola hooola hooola hooola hooola v hooola hooola hooola hooola hooola hooola hooola hooola hooola hooola hooola hooola hooolahooola hooolahooola hooola hooola hooola hooola hooola hooolav hooola hooola hooola hooola hooola hooola hooola hooola hooola hooola hooola hooola hooola hooola hooola hooola hooola hooola hooola hooola hooola hooolav hooola hooola hooola hooola hooola hooola v hooola hooola hooola hooolahooola hooola hooola hooola hooola hooola hooola hooola hooola v hooola hooola hooolav hooola hooola vhooolahooolahooola hooolav hooola v y por eso creo que es una soberana estupidez el tener que subir algun archivo para poder suscribirse y tener una cuenta. En el capítulo primero de la obra kantiana en cuestión seestablece como bien incondicional a la buena voluntad. Esta es la voluntad que se deja moldear por la ley dada a priori por la razón, es la forma del querer y por tanto “preside la estimación del valor globalde nuestras acciones y constituye la condición de todo lo demás” (FMC ). La buena voluntad es buena en sí misma, pues su esencia es actuar por respeto hacia la ley, su esencia es el deber. Una acciónposee entonces genuino valor moral cuando es hecha por deber y no por inclinación. Es este el caso del filántropo, que aún viéndose sumergido en su propia pesadumbre y en su falta de compasión por lapesadumbre de los demás, logra al margen de toda inclinación (porque simplemente no la tiene) ocuparse de remediar las miserias ajenas. El que no haya inclinaciones inmediatas para actuar como unfilántropo, es lo que hace más fácil determinar el carácter genuinamente moral de la acción. Así también, el amor cristiano, que predica hacer el bien al prójimo, incluidos los enemigos, exige denosotros actuar conforme al deber, aún yendo en contra de la tendencia del ánimo.



Erige el filósofo de Königsberg una segunda consideración con respecto al deber: No son los fines, sino la máxima...
tracking img