Hola

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1273 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
El Gran Mandamiento
Título: El Gran Mandamiento
Texto: Marcos 12:28-32: «28 Uno de los maestros de la ley se acercó y los oyó discutiendo. Al ver lo bien que Jesús les había contestado, le preguntó: -De todos los mandamientos, ¿cuál es el más importante? 29 -El más importante es: “Oye, Israel. El Señor nuestro Dios es el único Señor -contestó Jesús-.30 Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón,con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas.” 31 El segundo es: “Ama a tu prójimo como a ti mismo.” No hay otro mandamiento más importante que éstos. 32 -Bien dicho, Maestro -respondió el hombre-. Tienes razón al decir que Dios es uno solo y que no hay otro fuera de él. 33 Amarlo con todo el corazón, con todo el entendimiento y con todas las fuerzas, y amar al prójimo como a unomismo, es más importante que todos los holocaustos y sacrificios. 34 Al ver Jesús que había respondido con inteligencia, le dijo: -No estás lejos del reino de Dios. Y desde entonces nadie se atrevió a hacerle más preguntas.»*
Introducción:
Después de haber hablado la semana pasada sobre el perdón, seguiremos con un tema que está bien relacionado con el tema del perdón, y es sobre cual es elMandamiento más grande. Es así como comenzamos nuestra lección en esta noche.
Trataremos los siguientes Puntos:
(1) La Pregunta de un Fariseo.
(2) Amarás al SEÑOR.
(3) Amarás a tu Prójimo.
(4) Más que sacrificios.
(5) No estás lejos del Reino de Dios.
Lección:1. Un Fariseo Pregunta. – Este Fariseo según el relato que nos da el Evangelio de Mateo, era un Escriba también. El trabajo de ellos erade Interpretar la Ley. Siendo que según los Rabinos, el Antiguo Testamento tiene unas 613 leyes, era común entre los judíos tratar de resumirla en un solo Mandamiento. Nuestro SEÑOR la resume en DOS, al combinar Deuteronomio 6:5 con Levíticos 19:18. Estos DOS Mandamientos son un resumen de los DIEZ Mandamiento, y de toda la Ley. Veamos lo que dice el segundo punto.
2. Amarás al SEÑOR. – El amar aDios es obedecerlo; es inclinarse a Él. Nadie puede decir que ama a Dios si no pone atención a la obediencia hacia Él. El amor es una entrega. Veamos tres cosas sobre lo que nuestro SEÑOR dice aquí:
a. Lo primero es que Dios exige el amor con todo lo que uno tiene. Eso comienza con los pensamientos. Como uno piensa, así es uno. Podemos decir que toda nuestra devoción y pensamientos debeinclinarse hacia Dios.
b. El segundo es que debemos amar a Dios con nuestras fuerzas. Eso es ACCIÓN. Mostramos nuestro amor hacia Dios con nuestros hechos. Nadie puede amar de “palabras” solamente.
c. Lo tercero es que en realidad aquí no se trata de dividir a la persona en cuanto a alma, espíritu o cuerpo. Simplemente nuestro SEÑOR quiere decir que a Dios se le tiene que amar con TODO. No a medias. “Esque sólo un Dios único puede ser el objeto del amor supremo de la criatura, como a su vez ese amor constituye la unidad y el alma de todos los mandamientos.”¹ Sigamos con el tercer punto.
3. Amarás a tu Prójimo. – ¿Quién es mi prójimo? Esa pregunta la hace el escriba en el Texto de Lucas 10:25-37. Nuestro Salvador responde con una Parábola que conocemos muy bien y es la del Buen Samaritano. Paraun judío, el amar a su prójimo se extendía por lo general a ellos mismos, o sea a otro judío. Nuestro SEÑOR enseña aquí que nuestro prójimo es cualquier persona. Veamos TRES razones por qué debemos amar a nuestro prójimo:
a. En primer lugar, porque hemos nacido de Dios. 1 Juan 4:7 dice: «Queridos hermanos, amémonos los unos a los otros, porque el amor viene de Dios, y todo el que ama ha nacido deél y lo conoce.».* Y luego el apóstol Juan agrega en el versículo 8: «El que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor.»*. Osea que nadie puede decir que es SALVO, y eso es lo que CONOCE a Dios quiere decir, si no ama a su prójimo.
b. En segundo lugar, es por el agradecimiento hacia Dios. Los versículos 10 y 11 dicen: «En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino...
tracking img