Identidad personal cultura e ideología

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1940 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Identidad personal, cultura e ideología
por Pablo Erramouspe[1]

¿Qué soy yo, Dios mío?, ¿qué ser y naturaleza es la que tengo?

Agustín de Hipona, Confesiones, Libro X, Cap, XVII, Espasa Calpe, Madrid, 1957, p. 215

Si decimos, por ejemplo, que la pregunta del epígrafe, ahora remota, persiste en nuestros planteos actualessobre la identidad personal, podemos volver sobre ella y señalar que tal pregunta es remota ahora, que su carácter remoto es un modo de su actualidad. Ese modo supone la densidad semántica de haber permanecido, bajo diferentes formulaciones, a lo largo de más de quince siglos. La cuestión de la identidad personal ha persistido en preguntas ulteriores. Preguntas cada vez más cercanas a nosotros.Preguntas más recientes, más próximas, que aún no han terminado de acomodarse entre signos de interrogación que aún no han terminado de trazarse.
El pronombre posesivo y el personal: “nuestros” planteos, nosotros requieren responder otra pregunta: ¿quiénes?, pero indican, dado el texto en el que aparece, un sujeto histórico: nosotros, los actuales, los de comienzos del siglo XXI, los que noscuestionamos sobre la identidad personal en este época. Tal historicidad parece implicar una distancia que no sólo es cronológica sino también cultural, un tiempo que no sólo se mide por siglos sino por cambios diversos con los que se relacionan cambios de pensamiento. Una pregunta formulada por un hombre es, en cierto sentido, una pregunta formulada por la humanidad o, por lo menos, por su época. Unapregunta realizada durante el fin de la antigüedad citada ahora, lejos del incierto fin de la modernidad, ya no es la misma pregunta.
Tal vez la novedad de la pregunta para su época residió menos en la interrogación misma que en la afirmación que introdujo, a saber: que hay un yo y que a ese yo le es lícito expresarse como tal filosóficamente, ser, él también, un concepto. La forma interrogativaes también una forma dialógica, pero ya no al modo platónico: supone un interlocutor novedoso, se trata de una pregunta que un hombre le hace a Dios, que se encuentra más hondo dentro del que pregunta que su yo mismo.
Tal conversación interior le permite a Agustín jugar con la primera persona y moverse con sutileza y soltura entre la interrogación real y la retórica. No sería temerario considerarese uso de la primera persona y sus avatares interiores como la prehistoria de la subjetividad moderna. (O bien como la prehistoria de una modernidad cuyo principio será la subjetividad). La pregunta donde esa subjetividad germina expresa ya una carencia que perdurará en sus desarrollos ulteriores.
La historia propiamente dicha comenzaría con esa misma pequeña palabra “yo” pronunciada siglosdespués por Descartes. Como la formulación agustiniana contra los académicos, como el argumento de San Anselmo, se trata de una expresión cuya reiteración siglos después es sólo aparente, ya que su significado difiere sustancialmente del que tenían sus primeras versiones. Como una especie de Pierre Menard de la Historia de la Filosofía, Descartes vuelve a formular conceptos que, por ser formulados enotro contexto, ya no son los mismos. Más de dos siglos antes de que alguien lo escribiera en cierta célebre carta, ocurre ya aquí que “yo” es otro. Una de las posibilidades del uso agustinianao de la primera persona se actualiza: la sustancialidad de la subjetividad, que llegará, con Hegel, a la subjetividad como sustancia - en un sentido que anula toda subjetividad o toda sustancialidad“abstractas” - Con Hume llega a la primera forma de su disolución, en un recorrido histórico no casualmente similar al de la expresión que Hegel recoge de Lutero y que Nietzsche vuelve a formular con un significado sutilmente opuesto al de los anteriores: “Dios ha muerto”.
Aquel novedoso interlocutor de Agustín, que se encontraba más hondo que su propio yo, - y con el cual, debido a eso, podía...
tracking img