Intermitencias de la muerte

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (825 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
"Una muerte que vive y deja vivir"
Nadie murió aquel primero de enero en ese lugar innombrable. La muerte, con su milenaria e impecable labor decidió ausentarse de la vida. La paradoja se alza y esla columna vertebral de la obra que narra esta historia: Las intermitencias de la muerte, escrita por el premio Nobel de literatura José Saramago.El sueño más fantaseado por todos los humanos, unavida eterna, se cumple en un país del que aún se desconoce el nombre, sin embargo, este único ejemplo en la historia de la humanidad pasa a ser la fiel evidencia de que no todo aquello que brilla puedeser oro.La muerte deja de matar, eso sí, pero… ¿El tiempo se detiene? En un principio fue gloria nacional-celebraron varios días- sin embargo, en pocos días se convirtió en la peor pesadilla para todaslas personas que de alguna manera pensaron que vivirían sin envejecer por siempre, sin contar con el pequeño detalle que venía en esta entrega especial de la muerte.Es verdad, ya no moría nadie, peroel tiempo transcurría de la misma forma, lo que para algunos fue regocijo para otros fue una desconsuelo. “No todo es fiesta, porque al lado de unos cuantos que ríen, siempre habrá otros quelloren”.Diversos sectores asistenciales-tanto para la vida como para la muerte- manifestaron su descontento ante esta inusual circunstancia. Por un lado, los hospitales porque ya los enfermos terminales oheridos de muerte formaban un gran peso con relación al cuidado que los médicos y enfermeras podían ofrecer. Por otro lado, los hogares del feliz ocaso dieron un significativo ejemplo de todo lo que ledeparaba el futuro a este país.“El problema es peliagudo, y sentimos que es nuestro deber llamar la atención de quien por derecho corresponda, porque, con el paso del tiempo, no sólo habrá más personasde edad en los hogares del feliz ocaso, sino también será necesaria cada vez más gente para ocuparse de ellos.”Todo se convirtió en un caos, nadie moría y con ello las empresas funerarias se habían...
tracking img