Ivivencias del camino

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1156 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Vivencias del Camino

Aquel atardecer del día 24 de junio de 2002 era muy agradable, la temperatura suave. Los peregrinos que habíamos bajado hasta Triacastela, después de entrar en Galicia por O Cebreiro subiendo la larga cuesta de A Faba, apurábamos las últimas luces del día. Con mi amigo y compañero Ángel comentaba las incidencias de la jornada y la homilía de D. Augusto, sacerdote de laiglesia de Santiago de Triacastela, donde participamos en la Misa del Peregrino; había comentado que al cabo de dos días se casarían en dicha parroquia dos peregrinos para quienes el Camino era algo muy especial.
Nunca podría contaros los hechos que viví si, momentos antes de acostarnos, no nos hubiéramos sentado en los bancos que bordean la pradera del albergue. Allí una pareja comentaba losúltimos detalles de su boda; eran ellos, seguro que eran ellos, y, para averiguarlo, nada mejor que preguntarles. Efectivamente se trataba de la pareja de la homilía: Joaquín y Martina.
Joaquín me pareció una persona bastante tranquila, en cualquier caso mucho más tranquila que Martina. Ella era eléctrica, apasionada; una persona que vivía el Camino como un zahorí que con su varita busca y percibe losríos de agua subterráneos que pasan desapercibidos para la mayoría de los mortales. Todo le hablaba de Dios, todo tenía un sentido trascendente: cada paso que daba, cada piedra del Camino, el aire, la Luna, el Sol, ...
Como casi todos los peregrinos, hacía años que deseaba ponerse en camino a Compostela. Esta es una sensación que todos hemos tenido: lo hemos percibido como algo lejano, utópico,quizás peligroso. Sin embargo, como a casi todos, un hecho va a acelerar las cosas: una amiga mejicana que venía a España para hacer el Camino. No lo duda y ambas se ponen en marcha. Esto ya es visto como una señal por Martina, pero a medio Camino se presenta su novio para hacer una visita, las acompaña en alguna jornada y Joaquín, como no podía ser de otra forma, se engancha también al Camino.Ésta es una nueva señal. No bien terminado el camino, Joaquín tiene vacaciones y la arrastra al Camino; tercera señal. Llegan a Triacastela, participan en la Misa del Peregrino y Martina decide que, si algún día se casa, será en esta iglesia. Otra señal, no se que número va. Todo, todo le habla de Dios, todo es una muestra de Su Amor y de Su Presencia en la vida de Martina.
Por mi parte, un par dedías antes de iniciar la marcha, había colocado en mi mochila un poco de incienso, algo de mirra, llevaba la alianza (por lo tanto llevaba oro) y, además, una botellita de agua del río Jordán que nuestro párroco, D. Antonio, me había regalado. Estaba claro que yo realizaba el camino con una motivación religiosa, los símbolos hablaban por sí mismos. Para mí los símbolos también son importantes, en esoMartina y yo nos parecemos.
Pues bien, cuando aquella tarde me dice esa pareja que se van a casar de inmediato, que desean tener un hijo y bautizarlo en algún lugar del Camino, se me encendió la luz, también a mí me habló Dios al corazón. “Esperad un momento – les dije- no os vayáis“, y los dejé con Ángel mientras recogía de mi mochila el agua del Jordán.
De regreso añadí: “Cuando salí decasa no sabía para que traía esta agua, pero ahora ya lo sé: es para vosotros, para que bauticéis a vuestro hijo con agua del río Jordán”.
Eso ya fue la locura, Martina no lo podía creer, parecía volverse loca de alegría, Dios le anunciaba su voluntad: tendría un hijo y lo bautizaría en Triacastela, no en O Cebreiro, como era el deseo de Olga, la acogedora de peregrinos de la iglesia de dichalocalidad, futura madrina de Iago. En Triacastela le entregaron el agua del bautismo y en Triacastela sería bautizado. Todo lo demás es difícil de narrar, es preciso vivirlo para comprender cómo una persona puede sentir la presencia de Dios en su vida.
No sin antes sacarnos de la cama para hacer unas fotos, terminaba aquel hermoso día en la ciudad de los tres castillos.
Finalizamos nuestra...
tracking img