Jean paul sartre el existencialismo es un humanismo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1606 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
JEAN PAUL SARTRE: El Existencialismo es un Humanismo
Jean-Paul Charles Aymard Sartre, uno de los representantes mas significativos del “existencialismo”,nació el 21 de junio de 1905 en Francia precoz lector de los clásicos franceses, en 1915 ingresó en el liceo Henri IV de París y conoció a Paul Nizan, con quien inició una estrecha amistad. Al año siguiente se traslado a La Rochelle, a causadel segundo matrimonio de su madre, considerado por él como una traición y no regreso a Paris hasta 1920. En 1924 inició sus estudios universitarios en la École Normale Supérieure y fue allí donde conoció a Simone de Beauvoir, con quien estableció una relación que duraría toda su vida.
Después de cumplir el servicio militar, laboró como profesor de instituto; en 1933 obtuvo una beca de estudios yse traslado a Alemania, donde entró en contacto con la filosofía de Husserl y de Heidegger. Publicó La náusea en 1938, novela en la que pretendía exponer los principios del “existencialismo” y con la que adquirió celebridad, al tiempo que se convertía en símbolo de aquel movimiento filosófico. Movilizado en 1939, fue hecho prisionero, aunque consiguió evadirse en 1941 y regresar a París, dondetrabajó en el liceo Condorcet y colaboró con A. Camus en Combat, el periódico de la Resistencia.
Publicó El Ser y la Nada en 1943, que es su obra filosófica más conocida y considerada como la versión personal de la filosofía existencialista de Heidegger. El ser humano existe como cosa (en sí), pero también como conciencia (para sí), que sabe de la existencia de las cosas sin ser ella misma un ensí como esas cosas, sino su negación (la Nada).
El existencialismo tiene como postulado fundamental que son los seres humanos, en forma individual, los que crean el significado y la esencia de sus vidas. La corriente, de manera general, destaca el hecho de la libertad y la temporalidad del hombre, de su existencia en el mundo más que de su supuesta esencia profunda.
El existencialismo es unhumanismo es una conferencia realizada por el filósofo y escritor francés el 29 de octubre de 1945. Se trata de un acontecimiento crucial en la historia de la cultura francesa, se podría decir que el “existencialismo” nació oficialmente aquella noche.

Para ese entonces, en el que Sartre dicta la conferencia, y en la que tiene lugar el nacimiento formal del existencialismo, el gobierno del estadofrancés restaurado, después del aniquilamiento del estado alemán nacional-socialista que lo venció y lo ocupó durante cuatro años, se encuentra en manos de las fuerzas que ofrecieron resistencia a esa ocupación, desde posiciones ideológicas encontradas, es decir, en pocas palabras. La Francia liberada parece indecisa entre los seguidores del General De Gaulle, los “demócratas burgueses”, por unaparte, y los seguidores del Partido Comunista, los “demócratas populares”, por otra.

El campo dentro del que se identifican, el de la ideología o el proyecto político racional, parece ser el terreno determinante del que ambas posiciones sacan su legitimidad y su poder. Aparecer dentro de él con una propuesta alternativa, como pretende hacerlo el existencialismo, era así un hecho que estabafuertemente sobrederminado por el enfrentamiento que mantenía en tensión a ese campo.

Para Sartre la manera de comprender su filosofía estaba tan distorsionada y mal vista que en un momento de su discurso expone: ” El reproche esencial que nos hacen, como se sabe, es que ponemos el acento en el lado malo de la vida humana. Una señora de la que me acaban de hablar, cuando por nerviosidad deja escaparuna palabra vulgar, dice excusándose: creo que me estoy poniendo existencialista. En consecuencia, se asimila fealdad a existencialismo; por eso se declara que somos naturalistas; y si lo somos, resulta extraño que asustemos, que escandalicemos mucho más de lo que el naturalismo propiamente dicho asusta e indigna hoy día”.

Al leerla sesenta años después, la conferencia de Sastre no es más que...
tracking img