Juan darien

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1050 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Juan Darien
Horacio Quiroga

Este cuento trata de un tigre que se convierte en hombre, un ser humano introvertido, sencillo, con buenos sentimientos, tímido, no muy buen estudiante y cariñoso que al morir el hijo de una pobre mujer, esta lo encontró cuando era cachorro y lo amamanto como a un bebe pensando que si el pueblo se daba cuenta de eso lo matarían.

Una serpiente al ver lo queesta mujer había hecho con el tigrillo, le dijo que en ese momento el tigrillo adoptaría la forma humana y que el no sabría su origen hasta que su madre no le exigiera con su sangre lo que ella había dado por ese cachorro.

Cuando paso el tiempo y su madre murió Juan Darién que así se llamaba no era querido por el pueblo así un inspector empezó a sospechar e indagar hasta tener la certeza que JuanDarién era u tigre y sugirió matarlo.

El pueblo enfurecido llama a un domador de fieras y Juan Darién fue martirizado arrojando a las fieras, fue apedreado le dieron latigazos así se convirtió en un tigre agonizante.

Para sorpresa no murió se refugio, se curó las heridas y busco al domador al cual le hizo lo mismo que él le había hecho, este pidió perdón a Juan Darién pero el negó su nombrepues esto era lo único que le unía a su pasado.

En la tumba de su madre oro y con su sangre de la herida que aun no sanaba escribió Juan Darién, ya estamos en paz y volvió a la selva como tigre.

Protagonista: Juan Darién
antagonista: domador
Secundarios inspector mama y serpiente

Planteamiento: una pobre mujer joven y viuda llevó ella misma a enterrar a su hijito, lo único que teníaen este mundo. Cuando volvió a su casa, se quedó sentada pensando en su chiquillo. Y murmuraba:
-Dios debía haber tenido más compasión de mí, y me ha llevado a mi hijo. En el cielo podrá haber ángeles, pero mi hijo no los conoce. Y a quien él conoce bien es a mí, ¡pobre hijo mío!
Y miraba a lo lejos, pues estaba sentada en el fondo de su casa, frente a un portoncito donde se veía la selva.Nudo: una vieja y sabia serpiente que le cerraba el paso. La desgraciada mujer iba a gritar de terror, cuando la serpiente habló así:-Nada temas, mujer -le dijo-. Tu corazón de madre te ha permitido salvar una vida del Universo, donde todas las vidas tienen el mismo valor. Pero los hombres no te comprenderán, y querrán matar a tu nuevo hijo. Nada temas, ve tranquila. Desde este momento tu hijo tieneforma humana;
clímax: Es extraño, muy extraño... -murmuró el inspector, observando el pelo áspero y el reflejo verdoso que tenían los ojos de Juan Darién cuando estaba en la sombra.
El inspector sabía que en el mundo hay cosas mucho más extrañas que las que nadie puede inventar, y sabía al mismo tiempo que con preguntas a Juan Darién nunca podría averiguar si el alumno había sido antes lo que éltemía: esto es, un animal salvaje.
Desenlase: Y retornando a la tumba en que acaba de orar, arrancóse de un manotón la venda de la herida y escribió en la cruz con su propia sangre, en grandes caracteres, debajo del nombre de su madre-Ya estamos en paz -dijo. Y enviando con sus hermanos un rugido de desafío al pueblo aterrado, concluyó:-Ahora, a la selva. ¡Y tigre para siempre!

Narrador:OMNISCIENTTE ( que todo lo sabe). El narrador omnisciente es aquel cuyo conocimiento de los hechos es total y absoluto.

Espacio: la selva

Ambiente : es de ignorancia rencor,

Tiempo: 12 años

Horacio Quiroga
Hizo sus estudios en Montevideo, capital de Uruguay hasta terminar el colegio secundario. Estos estudios incluyeron formación técnica (Instituto Politécnico de Montevideo) ygeneral (Colegio Nacional), y ya desde muy joven demostró un enorme interés por la literatura, la química, la fotografía, la mecánica, el ciclismo y la vida de campo. A esa temprana edad fundó la Sociedad de Ciclismo de Salto y viajó en bicicleta desde Salto hasta Paysandú (120 km).
Simultáneamente también trabajaba, estudiaba y colaboraba con las publicaciones La Revista y La Reforma. Poco a...
tracking img