La actitud religiosa como respuesta

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 45 (11220 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 18 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA ACTITUD RELIGIOSA. LA RELIGIÓN COMO RESPUESTA

BIBLIOGRAFíA
DUCH, L., «Antropología de la religión», en Anthropologica 6 (1977), 115-124; ELlADE, M., Lo sagrado y lo profano, ed. e.; LEEUW, G. van der, Fenomenología de la religión, ed. e., 14388; LucI'\s, J. de Sahagún, Inter¬pretación del hecho religioso, ed. e., 60-64; MARTÍN VELASCO, J., El en¬cuentro con Dios. Una interpretaciónpersonalista de la religión (Madrid 1976, 1994); PANIKKAR, R., Religión y religiones (Madrid 1965), 50-141; P ANNENBERG, W., Antropología en perspectiva teológica (Salamanea 1993), 223-230,279-301; PIKAZA, X., Experiencia religiosa y cristianismo. Intro¬ducción al misterio de Dios (Salamanea 1981), 127-300; TRÍAS, E., Pensar la religión, ed. e., 79-105; TORRES QUEIRUGA, A., El diálogo de las religio¬nes(Madrid 1992).

Ordenamos el presente capítulo en torno a estos núcleos temáti¬cos: la experiencia religiosa impactada por lo sagrado, génesis cro¬nológica y antropológica de la religión, categorías y prácticas reli¬giosas principales, formas afines a la religión, pluralismo religioso histórico: religión y religiones.

LA EXPERIENCIA RELIGIOSA, DETERMINADA POR LO SAGRADO
1. Búsqueda desentido último
El paradigma supraterreno que muestran las hierofanías suscita en el hombre ideas y sentimientos que modifican la concepción que tiene de sí y su comportamiento. La realidad supraempírica polariza la atención del sujeto y le fija una nueva meta induciéndolo a asumir su vida en perspectiva de trascendencia donde encontrará su pleni¬tud. Por eso aspira a superar cuanto lo rodea y deseaimplantarse en esa vida otra que se le muestra. En opinión de M. Eliade, «el hombre religioso no se da: se hace a sí mismo aproximándose a los modelos divinos». Son los modelos que narran los mitos donde se cuentan las hazañas de los dioses. «No se llega a ser verdadero hombre Fenomenología y filosofía de la religión -continúa Eliade- salvo conformándose a la enseñanza de los mi¬tos, salvoimitando a los dioses».
Ello nos permite adelantar lila primera afirmación acerca de la reli¬gión como la vivencia de algo trascendente. De ella se sabe algo sola¬mente desde la respuesta del sujeto religioso a lila llamada que provie¬ne de otra parte y que él concreta en actos especiales. Aparece como lila reconstrucción en el interior de la existencia humana del objeto que se manifiesta y que elhombre acepta gratuitamente. No es lila revela¬ción, sino la respuesta a la manifestación de algo y de alguien.
En efecto, el objeto se convierte en dato cuando se inicia un pro¬ceso dialéctico en la propia conciencia entre el yo y el Otro en forma de comunión del sujeto con el objeto, del yo con el tú. Ello es debido a que el hombre se siente profundamente concernido por la presen¬cia de unarealidad superior y distinta que irrumpe en su vida y le insta a responder con la entrega total de su ser. Es la vivencia de criatura ante la omnipotencia creadora. «Este es el "sentimiento de dependencia" que se reconoce y da cuenta de sí mismo, lo cual es mucho más y harto distinto de los sentimientos "naturales" de de¬pendencia... Le llamo "sentimiento de criatura", es decir, sentimien¬to decriatura de que se hunde y se anega en su propia nada y desa¬parece frente aquel que está sobre todas las criaturas».
La historia de las religiones es testimonio fehaciente del impacto sufrido por el hombre ante la presencia de lo sagrado y registra su respuesta expresada en múltiples actos que configuran las diferentes religiones. Apoyados en estos datos, los fenomenó10gos definen la religión como laexperiencia vivida por el hombre de un ser trascen¬dente fuera de su alcance y al margen de todo intento de manipula¬ción y aprovechamiento. Se trata de la presencia de Dios como valor supremo proyectada en la conciencia humana.
Puede decirse, por tanto, que, para el hombre religioso, la vida humana sólo tiene sentido si es vivida como aceptación de un reque¬rimiento hecho desde lo alto. No es...
tracking img