La alegoría de la caverna hoy

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3456 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Índice:

1. “La alegoría de la caverna hoy”………………………………………………….3
2. Análisis de la película “Entre los muros”, de Laurent Cantet……………………9

1. “La alegoría de la caverna hoy”

514 I. - Y ahora – proseguí- compara con el siguiente cuadro imaginario el estado de nuestra naturaleza según esté o no esclarecida por la educación. Represéntate a un grupo de alumnos en claseubicados en una sala en la cual las mesas y sillas se hallan ubicadas distanciadamente unas de otras. Allí desde el comienzo de las clases los alumnos permanecen inmóviles y solo pueden ver y escuchar al docente que tienen delante, pues se le prohíbe hablar e intercambiar opiniones con sus compañeros de aula. Frente a ellos, a cierta distancia, está exponiendo un tema el docente cuyo contenido debetransmitir a aquellos el saber entre dicho individuo y los alumnos. Se extiende un “sendero”, a lo largo del cual imagina que se alza un silencio por parte de los aprendices oyéndose solo la voz del individuo parlante que guía la clase y exhibe su propio conocimiento sin dar opción.
- Imagino el cuadro, –dijo.
515 - Figúrate además, a lo largo del sendero, a un grupo de docentesque cargan elementos de diversas formas y de todo tipo para compartir en el aula con los alumnos, quienes solo los ven como ajenos, para realizar experimentos, para trabajar en grupos. En fin, cosas para que otros aprendan descubriendo.
- ¡Extraño cuadro y extraños alumnos! –exclamó
- Así es –repliqué- y ante todo, ¿crees tú que en esa situación puedan ver, de símismos y de los que adelante caminan, alguna cosa que les interese de las cuales exponen esos docentes a sus miradas?
- Quizá –contesto- pero están limitados a permanecer en la clase de la cual son parte durante el comienzo del ciclo lectivo y no en aquella en que quisieran estar.
- Y en cuanto a los objetos que transportan ante sus miradas, ¿podrán ver que soninteresantes y que no deberían serles ajenos?
- ¿Y qué más puede ver?
- Y si pudieran hablar entre sí, ¿no juzgas que considerarían esos objetos como deseables para conocer?
- Necesariamente.
- ¿Y que pensarían si dentro de su aula se encontraran con todas esas herramientas que no fuesen solo libros? ¿Creerán que no sondignos de utilizarlos o manipularlos?
- ¡No, por dios! –exclamó.
- Es indudable –proseguí- que no tendrán por verdadera la idea de que puedan utilizarlos y trabajar con ellos.
- es indudable –asintió.
- Considera ahora –proseguí- lo que naturalmente le sucedería si se los liberara del aula a la vez que se les curara del silencio. Sia uno de esos alumnos se los saca de su banco y se lo obliga a permanecer en otra aula, mirar la clase, todos esos movimientos y voces le causarían asombro y deslumbramiento y le impediría tomar como “buena” la clase anterior en la que se veía momentos antes ¿Qué habría de responder, entonces si se le dijera que momentos antes solo escuchaba vanas voces y que ahora, mas cerca de la educación, yvuelta la mirada hacia esta clase, goza de una educación verdadera? Supongamos también, que obligara, a fuerza de preguntas, a responder qué vio; ¿no piensas que quedaría perplejo y que aquel sitio en el que permaneció antes habría de parecerle mas verdadero que lo que ahora se le muestra?
- Mucho más verdadero –dijo-.
II. - Y si se lo obligara a participarde la clase misma ¿No lo pondría ésta incomodo? ¿No habría de retirarse para volver a la anterior, que le es más familiar? ¿No la juzgará más complaciente que la que se le muestra?
- Así es –dijo.
516 - Y en caso de que se lo arrancara de la clase por la fuerza –proseguí- asiéndolo salir de ese extenso sendero que lo aleja del saber, y no se lo soltara hasta...
tracking img