La casa de asterion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (744 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Seminario de cultura clásica

“La casa de Asterión”

El otro Minotauro

En la obra de Jorge Luis Borges, La casa de Asterión, se nos presenta a un ser mitológico legendario, pero de una maneradistinta. Durante su narración Borges dota a este personaje de personalidad y de sentimientos, sin embargo oculta el nombre con el que generalmente se lo conoce, tal ves por que es ese lado, el quepor miedo al rechazo, él oculta.
Desde el comienzo del cuento el autor nos da pistas a cerca de quien podría ser nuestro personaje principal, mas no es llamado con su nombre más famoso hasta el finaldel cuento.
Este personaje no es otro más que el legendario minotauro de Creta. Nuestro autor crea un cuento basándose en la parte humana, bastante olvidada, del minotauro. Mejor dicho crea esaporción de su ser que todos ignoran. Ya que el minotauro es mitad hombre mitad toro, Borges caracteriza ese lado humano, muchas veces ignorado.
Al principio del cuento son evidentes dos cualidades de lapersonalidad del minotauro, primero su misantropía, es decir, que muestra antipatía hacia el hombre como ser humano; luego como segunda característica de su personalidad se menciona a la soberbia; “Séque me acusan de soberbia, y tal vez de misantropía, y tal vez de locura…”
A lo largo del cuento podemos notar también que Asterion tiene cierta tendencia a ser engreído o vanidoso, ya que esconciente de su condición de príncipe. “…No en vano fue una reina mi madre; no puedo confundirme con el vulgo, aunque mi modestia lo quiera…”
Aunque esta falsa humildad tenga que ver con el miedo queAsterión siente por las personas pues el mismo dice ser un prisionero y que no le agradan las caras de la plebe pues son muy distintas a la de él, entonces lo que hace es esconder su miedo tras laposición de no poder mezclarse con las personas comunes por ser él un príncipe; “…. Otra especie ridícula es que yo, Asterión, soy un prisionero. ¿Repetiré que no hay una puerta cerrada, añadiré que no...
tracking img