La chica de los ojos azules

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (671 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA CHICA DE LOS OJOS AZULES

(UN PRESO tumbado en su camastro se incorpora y le habla a otro preso que está en otro camastro a su lado.)

UN PRESO: He tenido un sueño… ¡Joder tío! Me daban unpermiso de fin de semana y me ligaba a una tía que estaba buenísima. ¡Dios mío, qué tía! Me tiraba los tres días metido en la cama con ella. Era… era cojonuda: guapa, joven, con unas tetas y unaspiernas… ¡Ah!, y tenía los ojos azules, te lo juro, como esas tías que salen en las películas, o en los anuncios.
(Se incorpora más en su camastro, y trata de ordenar sus pensamientos.)
Me parece que laestoy viendo ahora mismo, la tengo aquí retratada: (Se toca la cabeza.) algo rubia, delgadita pero ancha de aquí abajo, buenísima, tío, y con esos ojos azules preciosos… Y todo me ha pasado de una formatonta, no creas. Nada más salir, que me voy a tomar una cerveza y a andar un poco en línea recta, seguido… Me había prometido que eran las dos primeras cosas que haría al salir: tomarme una cerveza agusto, y andar hasta que me diera la gana en línea recta, y no como en este maldito patio, de muro a muro. Total que empiezo a andar y andar pensando yo en mis cosas, dos horas por lo menos dale que tepego, y se me asoma de pronto una tía cojonuda por la ventana de una casa y me dice: “Oiga, por favor: me he quedado encerrada en casa y no puedo salir. No encuentro las llaves por ningún lado…¿Tendría la amabilidad de ayudarme?” Tú ya sabes que a mí eso de abrir puertas se me da de primera. Por eso estoy aquí, ¿no? De algo me tendría que servir. Así que voy, subo, le abro en un minuto con unaganzúa que hago con un clavo, entro, y ya fue todo seguido, tío. Ella me miró muy dulce, con esos ojos azules que tenía y me sonrió. Yo, al principio me quede un poco cortado, claro. No iba yo ahí degolpe a ponerme a… Pero ella empezó a hablarme: “Pase usted, siéntese, muchas gracias por abrirme…”, Me invita a una copa, y ya se acerca a mí y, sin darle importancia, tan normal, empieza a...
tracking img