La ciencia en la antigua mesopotamia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 27 (6616 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La ciencia en la antigua Mesopotamia

Federico Bolaños

La ciencia antigua
Hablar de la Antigüedad es siempre fascinante y arriesgado, fascinante por las imágenes grandiosas de antiguos imperios que de inmediato acuden a nuestra memoria, riesgoso, porque no hemos estudiado lo suficiente la antigua historia humana, y, por lo tanto, nuestro manejo de la información sobre aquella época debe sercuidadoso y rigorista. Si evocamos la antigua Roma, ciudad eterna de la historia europea, recordamos leyes, emperadores y el senado romano; si nuestra atención se fija en la antigua Grecia, aparecen por doquier las obras de arte, la oratoria, la filosofía y los Juegos Olímpicos; si la referencia es a China, nuestro recuerdo puede asirse a las porcelanas y los bronces, a la Gran Muralla, el papely la pólvora; la India nos recuerda las hazañas de los héroes y los dioses plasmadas en los Vedas, logros arquitectónicos, Buda, Mohenjo Daro. Si de Egipto echamos mano en nuestra referencia al pasado, surgen imponentes las pirámides y la Esfinge, Tutankhamon, las hazañas de Ramsés II, el papiro y los jeroglíficos; y si es de Mesopotamia a donde nos dirigimos en nuestro viaje a la Antigüedad,entonces recordaremos a Hammurabi y los Jardines Colgantes de Babilonia. Al hablar de América rememoramos Teotihuacan, las cabezas olmecas de La Venta, las ruinas de Monte Albán, el Caracol de Chichén Itzá, las estelas de Copán, Machu Picchu, Nazca y sus figuras geométricas, Tiahuanaco y la Puerta del Sol, el drama de Atahualpa, el inca, y también vienen a nuestra mente Tenochtitlan y Cuauhtémoc, elCalendario Azteca y Tláloc. Raramente, si acaso, recordaremos hazañas relacionadas directamente con el conocimiento que del mundo tenían los pueblos antiguos, y la forma en que lo modelaron por entero para fincar su civilización y su cultura. Todos poseyeron religiones fantásticas, pletóricas de dioses, de santos y de mitos y no es difícil recordar los nombres de Júpiter, Atenea, Confucio e Indra.¿Quién olvidaría a Osiris o a Marduk, señor de Babilonia, quien a Viracocha o a Quetzalcóatl? Difícilmente, no obstante, aparecen en nuestra memoria los nombres o las hazañas de aquellos valerosos guerreros del pasado que lucharon contra la ignorancia y el miedo, contra las fuerzas de la naturaleza y su poder en los ríos y en los desiertos. Aquellos primitivos ingenieros y astrónomos, matemáticos yquímicos, quienes con su labor y 185

186  LA CIENCIA EN LA ANTIGuA MESOPOTAMIA tesón pusieron las primeras piedras de ese largo camino —el del conocimiento— que aún estamos recorriendo. El sendero que lleva de la ignorancia al conocimiento y de los mitos a la ciencia se inició, allá en la “cuna de la civilización”, en la Mesopotamia sumeria, en Egipto y en China, en la India y en Perú, enCentro América y en México. En nuestros días el dilema es que, al parecer, en la Antigüedad no encontramos ciencia en el sentido en que nosotros la entendemos hoy, es decir, como aquel cuerpo de conocimientos en desarrollo, sistematizado, cuya veracidad se comprueba en la práctica. ¿Pero acaso los alineamientos astronómicos de un gran número de edificios y monumentos de la Antigüedad, desde Egiptohasta Mesoamérica y Perú, no nos hablan de conocimientos organizados y aplicados? La construcción de la Gran Pirámide de Khufu en Gizeh ¿no es la demostración objetiva y palpable de que los egipcios se encontraban en posesión de conocimientos que les permitían erigir, de una vez y para siempre, obras de ingeniería que aún en nuestros días no serían fáciles de igualar a pesar del aparato tecnológicode que disponemos? La elaboración del calendario maya que se remonta miles de años en el pasado y se proyecta más allá del año 2000 ¿pudo acaso obtenerse mediante conocimientos aislados, sin orden, que de manera aleatoria se conjuntaran para dar lugar a esa maravilla cuantificadora del tiempo? Los ejemplos sin ser infinitos son cuantiosos: la medicina náhuatl, la taxonomía botánica maya, la...
tracking img