La ciudad de los prodigios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (383 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
El hilo conductor de toda la trama es Onofre Bouvila representante del ideario colectivo de las clases sociales más bajas: un joven de origen humilde que gracias a sus propios esfuerzos se convierteen uno de los hombres más ricos e influyentes no sólo de Cataluña sino de toda España. Un personaje sórdido y cruel, sin escrúpulos, que atesora poder y bienes gracias a sus maniobras inteligentespero también salvajes.
La historia de Onofre Bouvila estará fuertemente influida por la aparición en ella de tres mujeres. Una pitonisa le dirá que una le haría rico, otra le encumbraría y otra leharía feliz. Son estas tres mujeres las que directa o indirectamente aportarán a Onofre los instrumentos necesarios para ascender social y económicamente, las que influirán en su formación comopersonaje, las que crearán en torno a él un mundo completo y complejo.
_
Eduardo Mendoza. Novelista español nacido en Barcelona en 1943. Es uno de los principales representantes de la última generación denarradores españoles. En sus obras, encontramos rasgos característicos como la ironía, la recreación de géneros (policiaco, etc.) y de formas narrativas tradicionales y por la riqueza de losrecursos estilísticos y literarios. Éste autor, junto con Manuel Vázquez Montalván, ennoblecen el genero novelístico policial de su época. Por medio de sus novelas ha descrito y reinventado su ciudad natal.Entre sus obras cabe destacar como principal La verdad sobre el caso Salvolta, y algunas menos importantes pero también conocidas como El misterio de la cripta embrujada, o La ciudad de losprodigios. En 1990 estrenó su primera obra teatral, escrita en catalán.
La ciudad de los prodigios (1986), protagonizada por Onofre Bouvila, un anarquista que medra hasta las cimas del corrupto podereconómico, es un reflejo de la vida barcelonesa del período entre las dos Exposiciones Universales de 1888 y de 1929. Eduardo Mendoza volvió en esta narración a su particular forma de entender la novela...
tracking img