La crisis del siglo iii en roma (230-285 d.c.)

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 42 (10485 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
1. INTRODUCCIÓN:
Desde el asesinato de Severo Alejandro en el 235 a la conquista del poder por Diocleciano en el 285 son 50 años que se encuentran entre los más turbulentos de la historia de Roma. Son años dificiles de analizar por el estado deporable en que ae encuentran nuestras fuentes de conocimiento. Son insuficientes las fuentes arqueologicas, el historiador tiene una tremenda dependenciade la fuente escrita. La mayor parte de las fuentes historiográficas son autores tardios de los siglos IV y V como Aurelio Victor, Eutropio, el cronista abreviado Zósimo y las biografias imperiales de la Historia Augusta, y destacando también a Herodiano. A los problemas tradicionales de los anacronismos se incluye la pérdida de casi la totalidad de la obra de Mario Máximo y de una serie dehistoriadores en lengua griega de los siglos III y IV. La fuente juridica más importante es el Digesto de Justiniano. Son importantes los testimonos papirologicos. Hay gran reducción de los testimonios epigráficos, posiblemente debido a destrucciones causadas por las guerras pero también por el hundimiento de las oligarquias municipales, existe un gran vacio de su labor de evergetismo y de su obramonumental urbana. Casi la totalidad de las gentes del Imperio son adeptos a alguna religión de salvación, siendo el cristianismo una de las más importantes. Esto se corresponde efectivamente por una relativa abundancia de testimonios religiosos. Estos años son ricos en la creación literaria cristiana en lenguas griegas, copta y siriaca, ya que el cristianismo es una de las caracteristicas másimportante del siglo III. Analizando los datos se podria afirmar que:
- Ningún otro periodo de la Historia de Roma tiene una sucesión tan continua de guerras civiles, de usurpaciones en el poder imperial, desmembraciones regionales y desórdenes en el interior.
- La fecuencia e importancia de invasiones y amenazas al Imperio en el exterior.

2. FUENTES HISTÓRICAS DEL SIGLO III:

A) Textuales:
Pocasy deficientes. Clasificadas según la lengua:
1. Griegas:
- Herodiano: objetividad discutida salvo en los acontecimientos del 238.
- Tradición historica paralela, que se concreta en Disipo, Zósimo, Vita Gordiarum, etc.
2. Latinas:
- Historia imperial: que inspiró a la Chronica Urbis Romae, A. Vitor, Eutropio, S. Jeronimo, Ammiano Marcelino y los escritores de la Historia Augusta.
3.Cristianas:
- Historia Eclesiastica.
- San Cipriano.
4. Juridicas:
- Código de Justiniano.
5. a) Arqueológicas
b) Epigráficas: más de mil inscripciones recogidas en distintos corpora. Son las más seguras y veraces.
c) Papirológicas: papiros y ostraca, egipcios especialmente.
d) Numismáticas.
e) Iconográficas.
f) Estudios prospográficos.

3. ANTECEDENTES DE LA CRISIS DEL SIGLO III:
Estaterrible crisis se anunciaba desde hacia mucho tiempo y los sintomas desde el principio son muchos y muy significativos. Se presentaron quizá primero desde el mundo financiero: Augusto ya encontraba gran dificultad para utilizar los recursos necesarios en su nuevo régimen y su sucesor, Tiberio tuvo que aumentar los impuestos. Fueron realmente los emperadores Antoninos quienes ya empezaron a chocar conla auténtica crisis. Pertinax tuvo que suspender las instituciones alimentarias y además los impuestos se recaudaban mal. Desde el principado de Marco Aurelio se sucedieron problemas y conflictos en las fronteras del Imperio. Debido a las guerras, invasiones y saqueos, provocados por partos, sasánidas, germánicos, etc., las destrucciones y las pérdidas fueron considerables. Las ciudads del Limesfueron destruidas por el saqueo y las luchas continuas. También sufrieron las ciudades de Asia Menor como Antioquia y Palmira que fue destruida por Aureliano en el 273. Sucesivo empobrecimiento de la población. El ejército necesitaba continuamente hacer levas de hombres entre los campesinos que se veían obligados a abandonar sus tierras o su trabajo. La población del Imperio disminuyó de 70...
tracking img