La cultura de la muerte

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (625 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Introducción
La cultura de la muerte es el debate sobre el feticidio y el infanticidio es, intelectualmente hablando, enormemente deshonesto: los que defienden el matar fetos e infantes saben bienen el fondo de sus conciencias lo que están aconsejando.

La cultura de la muerte es apoyar la violencia, la guerra, el aborto, la eutanasia y todo aquellos que Dios no aprueba.

CULTURA DE LAMUERTE

La llamada “cultura de la muerte”, es una realidad que se ha implantado en la sociedad occidental posmoderna, por mucho que sus partidarios y constructores lo nieguen y no acepten taldenominación.

Es irrefutable que nunca antes se había promovido la legalización de tantas prácticas destructoras de vidas humanas: aborto, eutanasia, manipulación de embriones… No es que el aborto o laeutanasia sean algo nuevo bajo el sol.

[pic]

Lo que sí es una espantosa novedad es que, pese a la paulatina evolución de la sociedad hacia la estima del derecho a la vida, ahora se reivindiquentales barbaridades como legítimos derechos y se legalicen.



una epidemia social que, como las infecciones virales, no remite con remedios sintomáticos.

Reclamar para sí mismo la autonomíamoral.

Los postulados esenciales de este necio y soberbio desvarío son: “Ni Dios, ni ley natural, ni moral revelada, ni principios universales, ni otra norma de conducta exterior a mí que no sean lasleyes positivas que elaboremos a nuestra conveniencia. Mi vida es mía, mi cuerpo es mío, yo decido sobre el bien y el mal, sobre la vida y la muerte”.

En resumen: “YO SOY DIOS”.
 El Hombre moderno,El vacío de Dios, que pretendía suplir con su razón, ha terminado siendo ocupado por el instinto.

La Humanidad se ha lanzado a una carrera desenfrenada en pos del bienestar material y el placerhedonista, muy bien aprovechada, publicitada y surtida por un consumismo feroz.

La insatisfacción profunda nos ha convertido en cazadores compulsivos de estímulos fáciles y en depredadores de todo...
tracking img