La decena trágica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2807 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA DECENA TRÁGICA
El 6 de noviembre de 1911 Francisco I. Madero tomó posesión de la presidencia de la república, y durante ésta, mantuvo relación con gente que era afina de Porfirio Díaz, quería la estabilidad económica, social y preservar la inversión extranjera, no realizó grandes reformas en la infraestructura de gobierno; y conservó intacto el ejército federal porfirista, licenciando a lastropas rebeldes, todo esto le trajo fuertes críticas por parte de la prensa que pasaron a la ridiculización, debilitando su fuerza política, así como también el apoyo de muchos revolucionarios, que no sentían que estuviera identificado con las clases marginadas. Los hacendados tampoco lo apoyaban pues esperaban medidas más enérgicas para frenar la revolución campesina zapatista. Lo que trajo comoresultado que se viera abandonado por algunos rebeldes, entonces, llamó al general Victoriano Huerta para luchar contra Pascual Orozco y Emiliano Zapata quienes se habían levantado en armas. A esto se sumaron el general Bernardo Reyes y el general Félix Díaz, que contaba con el apoyo de los porfiristas en el exilio.
Después de romper relaciones con Madero, Bernardo Reyes se refugió en SanAntonio, Texas, e intentó organizar desde allá un levantamiento. El 16 de septiembre de 1911 proclamó el Plan de la Soledad, que no consiguió apoyo en Estados Unidos, ni en México. Al ver que su intento resultó fallido, regresó derrotado a México y se entregó voluntariamente el 25 de Diciembre de 1911 en Linares, Nuevo León, desde donde fue trasladado a la cárcel militar de Santiago de Tlatelolco.
FélixDíaz encabezó otro levantamiento en Veracruz el 16 de octubre de 1912, este con la intención de restablecer el antiguo régimen, pero fue contenido rápidamente por las fuerzas federales y encarcelado en la Penitenciaría de Lecumberri. Madero decidió no ejecutarlos.
Los generales Manuel Mondragón y Gregorio Ruiz, acompañados del empresario Cecilio Ocón, se reunieron en Octubre de 1912 en LaHabana, Cuba. Su intención era organizar una conspiración para derrocar a Madero, por lo que más tarde visitaron en la cárcel a Reyes y a Díaz, quienes estuvieron de acuerdo con los planes. Reyes propuso convocar a Huerta a participar en el movimiento, pero él rechazó la invitación porque consideraba que no era el momento adecuado.
Por otro lado, el gobierno de Estados Unidos no estaba de acuerdo conla política interna de Madero. Las huelgas, los reclamos por los derechos de los trabajadores y las peticiones de las clases acomodadas de restringir la entrada de capital extranjero, afectaban a muchas de sus compañías. Se dio inició a una campaña contra el gobierno mexicano evidenciada en la prensa estadounidense y en las quejas de su gobierno por la falta de seguridad para sus ciudadanosradicados en México y por una supuesta discriminación sufrida por estos y sus empresas. El embajador Henry Lane Wilson resentido con Madero, a quien había solicitado un subsidio económico decoroso, solicitud que había sido rechazada, contribuyó en gran parte a incrementar la presión, difundiendo noticias alarmantes y sugiriendo al presidente William Howard Taft, la necesidad de una intervención armadao incluso derrocar al régimen maderista.
La sublevación inició la madrugada del 9 de febrero de 1913 en la ciudad de México, cuando un grupo de cadetes de la Escuela Militar de Aspirantes de Tlalpan y la tropa del cuartel de Tacubaya se levantaron en armas, comandados por los generales Manuel Mondragón y Gregorio Ruiz, se dirigieron a Santiago Tlatelolco y a Lecumberri, donde pusieron en libertada los generales Bernardo Reyes y Félix Díaz.
Un grupo de opositores, con Reyes a la cabeza, se dirigieron a Palacio Nacional, a su llegada al Zócalo los esperaba una línea de tiradores. El general Lauro Villar encargado de la defensa salió a recibirlo y frente a la presencia de una multitud de curiosos Reyes le solicitó que se rindiera. Ante la negativa de Villar, Reyes intentó irse encima de...
tracking img