La espiral ascendente

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (537 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La espiral ascendente
La renovación es el principio —y el proceso— que nos permite ascender en una espiral de crecimiento y
cambio, de perfeccionamiento continuo.
Para realizar un progresosignificativo y sistemático a lo largo de esa espiral, tenemos que considerar otro
aspecto de la renovación cuando éste se aplica al privilegio humano específico que dirige este movimiento
ascendente:nuestra conciencia moral. En palabras de Madame de Stael: «La voz de la conciencia es tan
delicada que resulta fácil ahogarla, pero es también tan clara que resulta imposible confundirla».
La concienciamoral percibe nuestra congruencia o discrepancia con los principios correctos y nos eleva
hacia ellos... cuando está en buena forma.
Así como la educación de los nervios y músculos es vital para elatleta, y la educación de la mente es vital
para el estudioso, la educación de la conciencia moral lo es para la persona verdaderamente proactiva y
altamente efectiva. Pero el adiestramiento y laeducación de la conciencia moral exigen una concentración aún
mayor, una disciplina más equilibrada, una vida más coherentemente recta. Requiere disfrutar con regularidad
de literatura inspiradora,albergar pensamientos nobles y, sobre todo, vivir en armonía con su débil voz.
Así como el exceso de comida y la falta de ejercicio pueden minar el estado de un atleta, las cosas
obscenas, groseras opornográficas pueden nutrir una oscuridad interior que embote nuestra sensibilidad
superior y reemplace la conciencia natural o divina de «¿Qué es lo correcto y lo incorrecto?» por la concienciamoral social del «¿Me descubrirán?».
En palabras de Dag Hammarskjold,
No podemos jugar con nuestro animal interior sin volvernos animales, ni jugar con la falsedad sin perder el
derecho a la verdad,ni jugar con la crueldad sin perder la sensibilidad del espíritu. Quien quiere conservar
su jardín florido no reserva una parcela para la maleza.
Cuando ya tenemos autoconciencia, debemos elegir...
tracking img