La explotación del caucho, el análisis de aquella barbarie hacia una reflexión moderna

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1114 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA EXPLOTACIÓN DEL CAUCHO, EL ANÁLISIS DE AQUELLA BARBARIE HACIA UNA REFLEXIÓN MODERNA


En un escenario plenamente irracional, que va desde la priorización de los intereses económicos, traspasa las absurdas justificaciones para una indebida barbarie y se dinamiza bajo un trasfondo ecológico abiertamente negativo, así, indiscutiblemente desafortunada es la reseña de la explotación del caucho,desbordada en escenas de bestialidad que edificarían la calidad de vida de las sociedades mas “civilizadas” pero ¿A costa de qué? ¿O de quienes?

Cabe solo descifrar algunos de los testimonios indígenas de la época y contextualizarlos en el marco a un análisis étnico ajustado a dicho periodo de tiempo, para comprender lo incomprensible de una actividad meramente económica desarrollada sin unamotivación diferente al maltrato, el asesinato, el flagelo y la esclavitud de la raza nativa.

Sea acaso la historia del caucho un elemento aislado de lo que se vive en la postmodernidad, donde se comercializan ciertos productos de interés para las economías globales y el consumo desmedido lleva la vanguardia de las acciones, ahora contrarrestado por los dilemas eco-éticos en el planeta, ¿Setrataba aquella de una historia diferente? ¿O eran ya algunas pequeñas escaramuzas de lo que ahora denominamos globalización?

La amazonia fue entonces en aquel momento la victima de la “ambición blanca” que proyectó la explotación del caucho por encima del impacto social que ello causare en la población originaria, donde se carecía de cualquier tipo de aspectos para el manejo del talento humano ysolo preponderaba la errada visión de los fabricantes que abiertamente demandaba a las zonas productoras, gomas elásticas y allí evidentemente encontraron empresarios dispuestos a abastecerlos, de cualquier manera.

Aunque la producción del caucho transcendió como una actividad de importancia económica en la región, el tema de la barbarie contra los indígenas enlutó la labor de los caucheros, quese enmascararon detrás de una afirmación civilizatoria, justificada incluso en términos religiosos.

Después, aparecería una oleada de denuncias de tipo social y ambiental, en la misma región amazónica que finalmente limitó la iniciativa de extranjeros, así como también la posterior propuesta del estado para vincularse a la actividad productora del caucho, pero ¿Cuánto tuvo de pasar para llegara dicha reflexión? ¿Qué tan profundo y substancial fue el daño causado a las comunidades indígenas de la zona?

Claramente todas y cada una de las acciones encontraron en el engaño y los anti-valores en general su soporte, cuestión abundantemente criticable, si lo llevamos a la realidad actual; lo cual no exonera cierto tipo de situaciones desafortunadas que se viven en la actualidad, en otrotipo de espacios y sujetos a otros paradigmas.


Lo cierto es que, el dominio de la política por parte de los militares, con un tinte absolutamente autoritario y violento, abstrajo a los grupos tradicionales indígenas del Perú que habitaban la zona, sin el más mínimo respeto a los derechos humanos, generando un agente corruptor: las sublevaciones étnicas.

Entra entonces la lógicacapitalista, que invita al indígena a civilizarse, esto era conocer las costumbres de la cultura dominante, apropiarse de ellas, crearles otro tipo de necesidades y de esta manera estimularles al trabajo, ahora promovidos bajo otro tipo de picardía.

Este pensamiento egoísta, puede apreciarse hoy día en ciertas organizaciones transnacionales, multinacionales y globales que se sitúan en países distintos alos de origen de sus accionistas, que participan en economías de menor escala, desarrollando actividades productivas o posicionando sus beneficios en estados que están incursionando en la modalidad de apertura y que sacrifican todavía aspectos culturales, ambientales e incluso éticos, con el afán de superarse e “igualar” a los países desarrollados, detrás de una política que les subyuga...
tracking img