La expropiacion petrolera 18 de marzo 1938

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2008 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 15 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Expropiación Petrolera
Primero de marzo de 1938. El 1° de marzo de 1938 la Suprema Corte dictaminó un laudo mediante el cual las compañías perdían el juicio laboral que habían emprendido en las instancias inferiores del sistema judicial y debían otorgar un aumento de 26 millones. Las empresas se negaron. Si el gobierno no hacía nada en contra de la rebeldía de las empresas, su prestigio ycapacidad de liderato quedarían en entredicho.
2 de marzo de 1938. Las empresas petroleras se negaron a acatar el fallo de la suprema corte de justicia, esta decisión judicial avalaba las demandas sindicales hasta un monto total de 26 millones de pesos, cifra que las empresas declaraban imposible de cubrir, y limitaba el número de empleados de confianza o no sindicalizados, condición que según lasempresas dejaba de hecho la administración en manos de los trabajadores.
El desacato al fallo convertiría un conflicto sindical en una disputa acerca de la soberanía de la nación sobre su territorio, ejercida a través de uno de los tres poderes del estado.
4 de marzo de 1938. Las compañías petroleras habían estado muy confiadas en que, dado que tribunal de trabajo había ignorado o distorsionadototalmente las pruebas sometidas para demostrar la verdadera capacidad económica, se les concedería el amparo para que el caso para reexaminado por la junta de conciliación en sus reales término. Por la decisión de la suprema corte, el autor había sido confirmado y debía entregar en efecto el 7 de marzo, lo cual las compañías estaban en total incapacidad de cumplir. El sometimiento financiero allaudo llevaría a las compañías a una rápida izquierda, mientras administrativamente sería imposible trabajar en los términos del autor, pues la administración de los negocios no quedaría en manos de las compañías si no te los trabajadores, y no podía esperarse entonces disciplina y eficiencia.
El Presidente declaró que en el aspecto administrativo los términos del laudo podían ser alterados por lacomisión mixta prevista en los términos mismos del autor, y que en el aspecto financiero él podía asegurarnos que las nuevas condiciones de trabajo no costarían a la industria más de 26 millones 332537 pesos. Entendía que las compañías habían opuesto a esta cifra, no porque fuera inaceptable sino porque ellas afirmaban que las condiciones impuestas por el autor costarían a la industria mucho másque 26 millones de pesos y estarían en las cercanías de los 40 millones de pesos.
El Presidente agregó que sentía corroborada su creencia de que no real es 26 millones eran una cifra aceptable y porque míster Armstrong representante negociador de las compañías así lo había dicho al embajador de México en Washington en ocasión reciente. Nosotros aseguramos al Presidente que las compañías nuncahabían aceptado los 26 millones y que estábamos convencidos de que debía haber una un malentendido por parte el embajador mexicano, ante lo cual el Presidente nos aconsejó oficialmente investigamos la cuestión. Entró se le dijimos al Presidente que el proyecto de contrato que míster Armstrong la había presentado en la reunión de Orizaba resultaría en un aumento total en costos laborales de 22.4millones para los hombres efectivamente empleados en la industria de 1936, que sin embargo, nuestro ingreso real durante 1938 tendría que ser mayor que esa cifra porque bajo los términos del autor y de nuestro propio contrato, tendríamos que emplear personal adicional para la construcción de casas, escuelas hospitales, centros de trabajo y también en el reemplazo y reconstrucción de refinerías. ElPresidente pareció estar interesado en este punto nos pidió que regresáramos el siete con cifras que mostrar nuestra reales expectativas sobre el incremento de los costos laborales

Tuvo lugar en Washington una entrevista paralela. Sumner Welles y dos funcionarios del departamento de estado recibieron la visita de Goldman y Anderson, directivos de las empresas petroleras en nueva York. Estos...
tracking img