La formacion docente bajo una conceptualizacion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 44 (10976 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Estudios Pedagógicos XXXIII, Nº 2: 131-153, 2007

Estudios Pedagógicos XXXIII, Nº 2: 131-153, 2007

LA FORMACION DOCENTE BAJO UNA CONCEPTUALIZACION COMPREHENSIVA

ENSAYOS

LA FoRMACIoN DoCENTE BAJo uNA CoNCEPTuALIzACIoN CoMPREHENSIVA Y uN ENFoquE PoR CoMPETENCIAS The educational formation under a conceptualization comprehensive and an approach by competitions Arturo BarrazaBarraza–upd@terra.com.mx

Resumen El presente trabajo se compone de tres partes: en una primera se aborda la formación profesional por competencias para hacer ver su principal limitación, la cual justifica y da origen al trabajo; en una segunda se realiza una discusión conceptual sobre el término formación para llegar a un concepto que guíe la reelaboración que se pretende hacer, y en una tercera se presentauna propuesta para conceptualizar la formación profesional de los docentes bajo un enfoque por competencias. Palabras clave: formación, docente y competencia.

Abstract The present work is made up of three parts: in one first part the professional formation by competitions is approached to make see its main limitation, which justifies and gives origin to the work, in one second part a conceptualdiscussion is made on the term formation to arrive at a concept that guides the reelaboration that is tried to do, and at a third moment a proposal appears to conceptualizar the professional formation of the educational ones under an approach by competitions. Key words: formation, educational and competition.

131

Estudios Pedagógicos XXXIII, Nº 2: 131-153, 2007
LA FORMACION DOCENTE BAJOUNA CONCEPTUALIZACION COMPREHENSIVA

PRESENTACION “En el mundo impera una tendencia en la formación profesional: la formación por competencias” (Cejas 2004:1); sin embargo, la traslación al campo de la formación de las nuevas tendencias y conceptos asociados a este enfoque no ha resultado tan inmediata como se quisiera y su implementación ha discurrido entre la crítica contumaz y el triunfalismoingenuo. “El debate sobre el significado, alcance y limitaciones de este nuevo enfoque ha sido y sigue siendo vivo e intenso” (Centro de Investigación y Documentación sobre problemas de la Economía, el Empleo y las Cualificaciones Profesionales 2004: 24), algunos autores (v. gr. Morfín 2000 y Tejada 2005) consideran que el concepto de competencia ha permitido superar modelos formativosprecedentes, mientras que otros consideran que el enfoque por competencias es positivista, reduccionista, conservador y carece de base teórica (Prestón y Walker, citados por Gonczi y Athanasau 2000). En el presente trabajo se asume una postura formativa, en sentido hegeliano, que parte de los siguientes supuestos: – – La construcción de un texto es un acto formativo. Como acto formativo, la construcción deun texto atraviesa por tres momentos: en un primer momento (el particular) el sujeto se reconoce ante el tema sobre el que va a escribir, la subjetividad se presenta como parte del tema a través de una serie de supuestos e hipótesis; en un segundo momento (el universal) el sujeto se reconoce ante los otros, ante el mundo objetivado en un conjunto de escritos y establece una relación con los autoresde los textos que aborda para apropiarse o incorporar sus ideas; y en un tercer momento el sujeto retorna a sí mismo (el particular enriquecido), vuelve a reconocer su subjetividad a partir del mundo objetivado que ha incorporado y que ahora hace suyo y reconstruye. La construcción de un texto se convierte en un acto formativo cuando asume lo dado críticamente, cuando lo objetivado (acervoteórico existente) es negado por método y reconstruido por intención, cuando se toma una distancia de lo preexistente para fluidificarlo; el hacer de la negación un método, el no entregarse a la quietud es lo que hace que un proceso formativo sea impulsor del movimiento, sea capaz de “hacer fluido lo dado, mediante la oposición y la negación del presente” (Yurén 1993: 44). Hablar de negación es...
tracking img