La gran burbuja de carbono

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1473 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La gran burbuja del carbono

Por qué la industria de los combustibles fósiles se defiende con tanta acritud
Si pudiéramos ver el mundo con un par de gafas particularmente iluminadoras, una de las características más destacadas del momento sería una gigantesca burbuja de carbono, cuyo estallido llevará un día a que la burbuja de la vivienda de 2007 parezca una broma. Por desgracia –como veremosa continuación– hasta ahora es mantenida en gran parte invisible.

Como compensación, sin embargo, la nueva tecnología posibilita algunas imágenes verdaderamente hermosas. El mes pasado, por ejemplo, la NASA actualizó la fotografía más icónica en la galería de nuestra civilización: “Mármol azul” tomada originalmente por Apollo 17 en 1972. La espectacular nueva imagen en alta definición muestrauna foto de las Américas el 4 de enero, un buen día para sacar fotos porque no había muchas nubes.

Fue también un buen día por la manera impactante como pudo demostrarnos hasta qué punto ha cambiado el planeta en 40 años. Como explica Jeff Masters, el meteorólogo más leído en la web: “EE.UU. y Canadá están virtualmente libres de nieve y de nubes, lo que es extremadamente raro para un día deenero. La falta de nieve en las montañas en EE.UU. Occidental es particularmente inusual. Dudo que alguien pueda encontrar un día de enero con tan pocas nubes y tan poca nieve en todo el historial satelital, volviendo a comienzos de los años sesenta.”

De hecho, es probable que resulte ser que la semana en la que fue tomada la foto haya sido “la primera semana más seca en la historia registrada deEE.UU.”. Por cierto tuvo lugar después de 2011, que mostró los mayores extremos climáticos en nuestra historia – un 56% del país sufría sequía o inundaciones, lo que no era sorprendente ya que “la ciencia del cambio climático predice áreas húmedas que tienden a ser más húmedas y áreas secas que tenderán a ser más secas”. Por cierto, el año pasado la nación sufrió 14 desastres climáticos, quecausaron cada uno 1.000 millones de dólares en daños. (El record anterior era nueve.) De nuevo Masters: “Estudiando el tiempo durante los últimos dos años ha sido como contemplar a un famoso bateador de béisbol dopado con esteroides”.

Ante datos semejantes –estadísticas que pueden ser duplicadas para casi cualquier región del planeta– se pensaría que ya estaríamos empeñados en un esfuerzo total porhacer algo respecto al cambio climático. En su lugar, presenciamos un esfuerzo total por… negar que exista un problema.

Nuestros candidatos presidenciales republicanos hacen lo posible por asegurar que nadie piense que están apaciguando a la química y la física. En el último debate republicano en Florida, Rick Santorum insistió en que debiera ser el candidato nominado porque se dio cuenta antesque Newt (Gingrich) o Mitt (Romney) del “engaño” del calentamiento global.

La mayor parte de los medios prestan notablemente poca atención a lo que está sucediendo. La cobertura del calentamiento global ha disminuido un 40% durante los últimos dos años. Cuando, digamos, hay un extraño estallido de tornados en enero, los presentadores en la televisión hablan cortésmente de “clima extremo”, peroel cambio climático es el desastre que no se atreve a pronunciar su nombre.

Y cuando rompen su silencio, algunos de nuestros órganos elitistas se complacen en caer en la negación total. El pasado mes, por ejemplo, el Wall Street Journal publicó un artículo de opinión de “16 científicos e ingenieros” titulado “No hay necesidad de sentir pánico por el calentamiento global”. El artículo fuefácilmente desmentido. No era otra cosa que una ensalada de argumentos, refutados desde hace tiempo, de personas que en su mayoría resultaron no ser climatólogos en absoluto, citando a otros científicos que dijeron que su trabajo real mostraba exactamente lo contrario.

No es ningún secreto de dónde proviene ese negacionismo: lo paga la industria de los combustibles fósiles. (De los 16 autores del...
tracking img