La guerra de tres años

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (662 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 27 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La guerra de tres años.
Emilio Rabasa fue un gran defensor de la “reforma”, esto lo hace constar en su obra.
“Esta novela apareció en el periódico El Universal en 1891, se recogió después en unvolumen un año después de la muerte del autor en 1931”.Creo que viene al caso mencionar que junto a Rafael Reyes Espíndola, “fundo en 1888, el periódico El Universal”
Esta esa la historia sobre unhombre que era el Jefe político de un pequeño pueblo. “El pueblo estupido se arrodilla. ¡Bien merece que lo gobierne un Camacho! ¡Tres años de sangrienta lucha para…!”. Esta es la forma en que elpueblo veía la forma en que gobernaba Don Santos Camacho.
Santos Camacho, es el encargado de la jefatura de un pueblo llamado el Salado.
“Don Santos tenía un gran concepto de la jefatura. En primerlugar creía que el distrito era suyo; y en segundo lugar que el jefe político manda a todo el mundo, y todo el mundo debe obedecer sin chistar. El no podía comprender la autoridad de otro modo”.
DoñaNazaria, es la viuda de “Varguitas”, quien en algún tiempo fue la “querida” del jefe político, es la que desencadena la trama. El padre Dieguez es la persona que resulta ser la afectada, por losintereses de sus propios seguidores y en él también se vengan las rencillas personales entre Don Santos Camacho y Doña Nazaria.
Luisa, la amante en turno Santos Camacho, entra en una competencia de podersobre la persona del jefe político esta competencia es directamente en contra de Doña Nazaria. Gilda la madre de Luisa, tiene el papel de aduladora de Camacho, y se encarga de tergiversar las cosasa favor de su hija. Los “angelitos”, son los dueños de la tienda “La esperanza en la honradez”, “que era como quien dice el centro intelectual de la población” son los encargados de extender lasnoticias por todo el pueblo, estos hermanos gemelos, son liberales, apoyan la reforma y “adoran” no a San Miguel si no a Benito Juárez.
Hernández, es el secretario del jefe político, quien manejaba a...
tracking img