La honra y venganza en el cantar de mio cid

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2698 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La honra y venganza en El Cantar de mio Cid
El Cantar de mio Cid es un poema épico que refleja en parte un sistema feudal ya establecido en España durante la Edad Media. Este sistema con sus propias reglas, derechos, y prácticas sociales se pone un gran énfasis en el comportamiento de la nobleza y específicamente la honra de ella. La honra, más que nada, era una reflexión como hombre y vasallodel rey. Al principio del poema se encuentra el Cid totalmente desterrado y deshonrado. Aunque no se puede estar seguro, por la falta de las páginas perdidas, que causó su deshonra, es claro que ya no tiene el favor del rey. El poema, entonces, cuenta sobre los éxitos del Cid y la recuperación de su honra a través de sus batallas. El Cid, sin embargo, no es el único hombre que pierde su honra ypara el propósito de este trabajo quiero enfocarme en otros personajes que también se hacen deshonrados pero no tiene la capacidad de recuperarla. ¿Qué, entonces, es la diferencia entre el Cid y los otros y cómo es que él puede reganar su honra mientras que ellos no? La diferencia entre el Cid y los otros yace en sus ideales y pensamientos sobre el sistema en que vivía y en particular sus ideassobre la venganza y la justicia.
Para entender mejor la posición del Cid y qué lo hace diferente, es importante mirar al destierro del Cid y sus acciones justamente después. El Cid era un hombre de la baja nobleza que ganó su honra y riqueza a través de sus batallas. Para la alta nobleza el Cid no mereció la estima del rey solamente por sus batallas y vencidos. Por ellos la honra debe venir de lasangre y ellos pensaron que la estima del rey debe caer en ellos. Por eso, había, entre los vasallos del rey un sentimiento del odio contra el Cid y su posición. De una posición del juglar, sin embargo, el Cid es un héroe y un vasallo perfecto que no solo merece la estima del rey pero también la estima del pueblo. En el primer canto el juglar dice “Dios, qué buen vasallo, si oviesse buen señore(20). Cuando el Cid está desterrado, nunca pierde fe que el rey lo va a perdonar e intenta de ganar reconciliación con él. Según Gustavo Correa, este acto muestra el corazón de un vasallo ideal y se puede ver en el poema la relación entre el vasallo ideal y señor ideal:
La situación inicial de vasallo-señor va sufriendo un desplazamiento que, como luego veremos, se va alterando hasta colocar al Ciden progresión ascensional a la par del personaje más honrado de la tierra, sin dejar al mismo tiempo de mantener su estado de vasallo. Sin duda el Cid histórico es un ejemplo de vasallo ejemplar, mas en el Poema su categoría de ejemplaridad está elevada a un grado de perfección integral. (188)
Después de su destierro, su fe y acciones continúan mostrar que el Cid es un vasallo ideal. El Ciddecide intentar de recuperar su honra a través de regalos y batallas vencidas en vez de vengarse contra el rey y esta muestra un gran respeto que el Cid tiene por su señor:
Porque no combate al rey que le desterró, sino que se impone un absoluto respeto a su señor natural, es decir, renuncia los derechos personales que las leyes concedían, al desterrado, renuncia a la hazaña heroica de rebeldía, enobsequio a las instituciones sociales y políticas que rigen el reino de donde sale despedido; glorifica una idea que trasciende de su persona. (Correa 187)
Aunque en este sistema feudal había un derecho de vengarse con el uso de la violencia privada para solucionar problemas entre los clanes, la capacidad del Cid de resistir vengarse y actuar sin violencia es entonces que se hace diferente el Cidde los otros personajes que buscan para recuperar su honra con el uso de la violencia. En su artículo “Reigning Revenge in the Poem of El Cid”, Julio Hernando explica que “the portrayal of el Cid in the Poem privileges behaviors that avoid violence as a means for the resolution of conflicts. It is restraint from revenge, rather than martial excellence, which restores and improves the hero’s...
tracking img