La importancia de la oracion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (860 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
OREN, OREN, OREN.

La Virgen Maria en sus apariciones por todo el mundo y en especial en mendujore, a pedido a la humanidad entera que se entreguen por completo a la oración, y a manifestado que elcamino para entrar en el corazón de Jesús es por medio de la oración.

Por lo tanto considero que la oración no es algo que se deba tomar a la ligera, sino que por el contrario debemos poner todonuestro empeño en especializarnos en este campo, dado que es el camino seguro, nos lo dice la Virgen, para cambiar el mundo, para lograr transformar los corazones de los demás, para evitar loscastigos merecidos por nuestros pecados, y sobre todo para llegar a Jesús.

Una cosa que perjudica y desorienta a los cristianos es el asegurar que orar es cosa fácil, tan fácil como hablar con el padre,la madre o el amigo. Comprendo que sea fácil hacer una oración vocal, una petición comunitaria, una jaculatoria, o una superficial comunicación con Dios.

Pero profundizar en los inescrutablesmisterios de Dios, habituar y habilitar las facultades psicológicas para el crecimiento de la gracia, condicionando este crecimiento a los vaivenes de la estructura humana, continuar avanzando por lascuentas oscuras y fatigantes de las exigencias de Dios hasta la unión transformante…., todo este proceso es de una lentitud y dificultad exasperante. Necesitamos paciencia para aceptar el hecho de quecon grandes esfuerzos habrá pequeños resultados. Paciencia significa saber y aceptar que no hay saltos sino pasos. Y ella, la paciencia, engendra la perseverancia, que es el alto precio que hay quepagar por todas las conquistas de este mundo. Entre las operaciones humanas, el avanzar a fondo en la vida con Dios es la operación mas compleja y difícil. Orar no es fácil.

No a todos se les ha dadola misma capacidad de desarrollo; no ha todos se les exigirá la misma medida; a cada cual según la medida de la donación. Solo Dios es el dador, solo Él tiene la medida. A nosotros nos corresponde...
tracking img