La leyenda del santo bebedor

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1500 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 26 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La leyenda del santo bebedor1
El relato de Joseph Roth es una sencilla y discreta metáfora de la vida humana, de sus altos y bajos, de sus triunfos y sus fracasos. Una metáfora que roza los límites del Misterio con temas de la escatología cristiana: la muerte, la comunión de los santos, la Gracia y la libertad del hombre. Una mirada creyente sobre lo profano de los vicios humanos, la propiadebilidad y la miseria personal. Observamos así cómo el tema de la redención lo aborda el autor con una delicadeza suma que permite advertir entre líneas una concepción teológica del ser humano y su paso por el mundo, sus luces y sus sombras, su propia grandeza y el barro de su pequeñez. Son detalles, pequeños gestos que abren al lector a una nueva dimensión: el camino interior hacia el cambio, latransformación personal. No obstante, el acento no está puesto en una búsqueda personal de la salvación por parte de Andreas Kartak, nuestro clochard, sino más bien en el acercamiento de la Gracia, Dios que desciende como Voluntad amorosa de salvación, es decir, de Vida, a este pobre hombre bebedor. Un acercamiento que se deja traslucir a través de los diferentes encuentros, personas que se cruzan ensu camino, como no puede ser de otra manera, ya que es a través de la mediación humana el modo en que Dios se comunica con su criatura, el ser humano. Un reflejo de Su modus operandis, que busca constantemente al que tuerce el camino, que llama, atrae, pero nunca fuerza a nada. Y Dios que no interviene en las causas intramundanas, como se nota en el hecho de que respeta la libertad del hombre, sehace siempre el encontradizo, quizás en ese instante se abran sus cansados ojos y pueda dejar pasar a la Vida que llama a su puerta. Quizás también fue este instante el que pudo vislumbrar Andreas cuando sintió que algo extraordinario le había acontecido en el encuentro con aquel señor mayor de buen vestir. Andreas se supo visitado por una fuerza mayor que le tendía su mano y misteriosamente loconvertía en un hombre nuevo. Pero había algo en su libertad que lo entorpecía e incluso le confundía cada vez que tenía la resolución de cumplir su promesa. No se trata de la irremediable fuerza del vicio del alcohol, porque incluso en estos momentos tuvo claros destellos de lucidez, sino más bien de una falta de confianza en sí mismo y en aquello que misteriosamente había empezado a alumbrar suvida de un modo sorprendente.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  1
 Joseph
 Roth
 (1894-­‐1939),
 Paris
 1938.
 

Su vida transcurríaaletargada, en las cunetas marginales de la ebriedad y el sin sentido. La indigencia había sido su elección de vida y su postración etílica era fruto de la degradación, un sinónimo de la decadencia en la que estaba sumido de forma inexorable. Una decadencia que también recorría Europa y empezaba a minar muchas ciudades, con el fascismo en pleno auge y la amenaza Nazi ya al frente de Alemania.Parece que Roth se propone mostrarnos la lucha interior de un hombre que siente que le han dado una nueva oportunidad para mejorar su condición de vida y a la vez se siente indigno y demasiado débil para aceptar una oferta tan grande e inmerecida. Probablemente se sentía abrumado por una inmensa gratuidad que mostraba cuidado por un ser postrado, una gratuidad que se descalzaba ante su miseria. De ahíque el lector sea testigo de la angustia existencial de nuestro protagonista, y lo acompañe como si de un moribundo se tratase en su lecho de muerte, porque Andreas presiente que su destino está próximo, se acerca a él y al mismo tiempo procura escaparse. A medida que se acerca a la Iglesia se aleja al instante, reflejo del sinsentido personal. Incluso en este momento que sabe que la pequeña...
tracking img