La muerte y la muerte de quincas berro dágua

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1293 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La muerte y la muerte de Quincas Berro Dágua

Del escritor brasileño Jorge Amado, este libro está ambientado en Bahía, región precaria del país del escritor.

La trama de esta obra literaria, es escasa, no hay muchos hechos que se sucedan. El propósito del escritor al escribir este libro es mostrar las distintas visiones que se tienen sobre un hecho siempre importante como la muerte.

Hayun hecho objetivo: La muerte de un sujeto. Para ser más específico. Un hombre de edad aproximada 60 años, dado a la tradicionalmente llamada “mala vida”.

El nombre de este sujeto era: Joaquim Soares da Cunha.

Cita el escritor que en el libro se producen 3 muertes:

La muerte moral

Este hecho ocurrió, en teoría, 10 años antes del tiempo en el que se relata el libro. Fue inventada por lafamilia para no sufrir lo que ellos llamaban, las vergüenzas que Joaquim daba a la familia. Para ellos él dejó de pertenecer al núcleo familiar el día en que dejó sus labores de padre y de empleado para darse a la mala vida, al vagabundeo y a la miseria.

Este hecho no hace más que mostrar la débil escala de valores que reinaba en las familias pobres de esos tiempo (45 años atrásaproximadamente), en las que el orgullo, el honor y un estatus social importante prevalecían frente al amor que le tenían al “jefe” de la familia.

Este hecho consistía en que el nombre “Joaquim Soares da Cunha” era borrado de sus conversaciones y todos los integrantes destruirían sus relaciones con él.

La muerte física, según los familiares

Fue ya mencionado el hecho que a los familiares del difunto lesimportaba, y mucho, el estatus social que ocupaban; por ende, debían de dar al connotado hecho un toque de elegancia. Entonces la familia promulgó y popularizó (nosotros no sabemos la veracidad de este hecho) la muerte de Quincas como algo tranquilo, como un acontecimiento que había dado paso al respetable hombre que Quincas era en sus inicios, a ese hombre que todo el vecindario quería yrespetaba. Para el funeral la familia compró un cajón de mediana calidad, ropa digna de cualquier honorable difunto e hicieron una ceremonia íntima, para que no llegaran los amigos vagabundos de Quincas. Eso si, en su fuero más interno, ninguno de los integrantes de la familia hacia todas estas cosas a gusto ya que para ellos Quincas estaba muerto hacia una década. La muerte física según los amigos

Nohay claridad respecto a este suceso, ni siquiera se sabe si en verdad pasó o fue solo fruto de la imaginación de los involucrados… el autor nunca hace mención a la hipotética veracidad de este hecho.

Pero bueno, hay que describirlo:

Loa noche del velorio y tras largos sufrimientos al enterarse del fallecimiento, los 4 amigos íntimos de Quincas, Churrinche, Ventarrón, Negro Flequillo y CamboMartim, fueron al anteriormente citado lugar. (Demás esta describir la cara de espanto de la hija cuando vio llegar a los vagabundos). Al llegar la familia estuvo un breve tiempo con ellos y luego dejaron el lugar.

Cuando estuvieron los 4 amigos en el velorio se les ocurrió comprar botellas de aguardiente, trago preferido del muerto; y desde ahí para adelante comienza lo más extraño del cuento…los amigos sacan a Quincas de la habitación del velorio y lo llevan al exterior, buscan a su amante (para todos ellos era la mujer), Quitéria Ojo Asombrado y parten junto a Mestre Manuel, un pescador que ese día les tenía preparada una comida. Cuando están todos en un bote, (incluido Quincas) y el temporal ese inminente, Quincas salta al mar y según los amigos éstas fueron sus últimas palabras:“Me entierro como yo quiero a la hora que yo resuelvo. Pueden guardar su cajón para mejor ocasión, que no me dejo enterrar en la sepultura de tierra”

Los familiares, gracias al certificado de defunción no hacen más que afirmar que lo recién relatados son mentiras de borrachos indecentes, que deberían estar en la cárcel y no disfrutando de la libertad. Nosotros no podemos ni comprobar ni...
tracking img