La niña y el dragón

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1377 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Déjame y te cuento una historia…

Hace algún tiempo vivía una pequeña niña muy feliz. No existía nada que explotara su pequeña burbuja infantil. Nada le molestaba, para ella no había dolor ni angustias más que el de su mama al castigarla porque la pequeña niña era muy traviesa…
Todo era felicidad para la pequeña niña: - “¡Feliz, feliz, feliz!” - cantaba la niña.
¿Qué era lo mejor de suvida feliz? Que su familia la amaba y todas las noches la pequeña niña buscaba hacerlos reír usando la enorme ropa de su papa.
-“¡Oh que momentos más felices! ¡Qué aventura! ¡Qué alegría! ¡Ojalá y esta felicidad jamás se vaya!”-.
¡Oh pobre niña inocente!, lo que ella no sabía era que el dragón de la infelicidad buscaba hacerle daño. Y te preguntarás ¿Por qué?
Bueno eso es simple y a la vezegoísta.
Porque el dragón estaba celoso de tanta felicidad ya que en su familia todos son unos gruñones infelices. En la casa del dragón nunca había paz.
Por eso el veía a la pequeña niña y no soportaba tanta alegría, tanta felicidad ¡era demasiado para el dragón infeliz!
Así que un día el dragón decidió llevarse a la mama de la niña pequeña. Se la llevo lejos, lejos, muy lejos, donde fuera difícilde encontrar.
La niña, su hermana y su papa se quedaron solos, tristes, llorando… ¡Pobres seres desconsolados!
Y así pasaron muchos días y varios meses que se convirtieron en años, la mamá nunca regresó, de ella nada se sabía.
La pequeña niña, ahora un poco más grande y madura; salió en busca de su mamá. ¿Dónde estaba y cómo iba a llegar? Bueno eso es algo que solo ella podía averiguar…
Ensu camino, la pequeña niña, se encontró con el duende de la incertidumbre y confusión; el árbol de la verdad y sabiduría y con el tigre de la fuerza y la pasión.
A cada uno le preguntó – “¿Es que acaso tu sabes dónde se encuentra el hogar del dragón infeliz?” –
El duende le respondió – “No lo sé, no tengo idea. Quizás está en el bosque, oculto entre los árboles que son tan altos que casi tocanel cielo. O tal vez puede estar en el océano, con sus aguas tan profundas parece que esconde otro mundo ahí, ese puede ser el hogar del dragón infeliz. O posiblemente en aquella montaña, ahí hay muchas cuevas de todos los tamaños, ¡perfectas para esconder criaturas increíbles de todas clases!”
El árbol le dijo – “Halla dónde sientas que tu corazón palpite más y más fuerte, halla dónde sientasque tu alma vibre mil veces, ese es lugar en dónde encontrarás al dragón de la infelicidad. Toma el sendero de la verdad y la confianza, ¡él te llevará hacia tu mama!”
El tigre le expresó – “¡Debes luchar, sé fuerte, jamás decaigas! Que el verdadero esfuerzo se da al final y eso por lo que luchas está al cruzar la meta. ¡Vamos, yo te acompaño!”
De ahí la pequeña niña partió junto al tigre. Alprincipio no sabía por dónde ir, qué camino tomar, y se seguía preguntando – “¿Dónde podrá estar el escondite del dragón?” – aquel escondite en donde también estaba su mamá.
En eso, frente a ella algo brilló – “¿Que será eso?” – se preguntó y al acercarse vio que se trataba de un sendero luminoso el cual brillaba como si estuviera hecho de pequeños diamantes. Pero al mirar más y más de cerca unopodía ver que se trataban de lágrimas y recuerdos.
-“¡Este es el camino que me llevará hacia mi mama!” – se dijo finalmente la niña. Jamás había estado más segura en su vida, ese momento revelaba la verdad dentro de ella, la seguridad. También enardecía sus ganas de luchar. ¡Ahora más que nunca no había razón de retroceder! ¡Aquí es dónde la verdadera prueba comienza!
Y así fue porque el senderono era nada fácil. Había toda clase de obstáculos. Había miedo, dolor, desconfianza, falta de fortaleza y mucho rencor. Pero nada de eso venció a la pequeña niña y al fin llegó donde el dragón se encontraba.
-“Shh, no hay que hacer ruido.” – mencionó el tigre. – “ok, entiendo” – contestó la niña.
-“¿Hija eres tú?” – habló la madre. – “¡Mamá!, ¿Dónde estás?, no te veo.” –
Al mismo tiempo que...
tracking img