La pasión de cristo - apuntes

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (528 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
PASIÓN DE CRISTO: APUNTES.

Dice San Agustín: «No hay cosa tan saludable y provechosa nos sea como pensar y considerar cada día lo que padeció por nosotros el Hijo de Dios».

SanBernardo dice: «No hay cosa tan eficaz para curar las llagas de nuestra conciencia y purgar y perfeccionar nuestra alma como la frecuente y continua meditación de las llagas de Cristo y de su muerte ypasión». Y para todas las tentaciones, y especialmente contra las deshonestas, dicen los santos que es singularísimo remedio el acogernos a pensar en la pasión de Cristo y escondernos en sus llagas.Dice San Buenaventura: «El que se ejercita con devoción en la vida y Pasión santísima del Señor allí halla abundantemente todo lo que ha menester; y fuera de Jesús no hay que buscar». Y así vemosque los santos han usado muy continuamente este ejercicio, y por este medio vinieron a alcanzar gran santidad y perfección.

Santa Gertrudis entendió del Señor que cuantas veces uno mira condevoción la imagen de Jesucristo crucificado, tantas es mirado amorosamente de la benignísima misericordia de Dios. Pues saquemos siquiera de aquí, que si a Él no se le hizo de mal el padecer pornuestro amor, que no se nos haga a nosotros de mal el acordarnos de lo que padeció por nosotros.

Para despertar en nosotros el afecto de compasión hacia el Señor, nos ayudará considerar lagrandeza de los dolores, penas y tormentos que Cristo nuestro Redentor padeció: porque, como dicen los teólogos y los santos, fueron los mayores que se han padecido y se pueden padecer en esta vida;conforme a aquello del profeta Jeremías: «¡Oh vosotros todos, los que pasáis por el camino, atended y considerad si hay dolor como mi dolor!» (Jer. 1, 12) So primero, en su cuerpo no hubo parte que nopadeciese gravísimos dolores y tormentos: «¡Desde la planta de los pies hasta la coronilla de la cabeza no hay en Él parte sana!» (Isaías 1,6)

Y no solamente fue su dolor en el cuerpo, sino...
tracking img