La politica de aristoteles por mariana semjase

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2716 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
La política de Aristóteles.

La ciudad refleja a una comunidad. Todas estas comunidades se enfocan en un bien, para que ésta sea una comunidad recta; esta comunidad política es denominada ciudad.
Y, ¿Qué es lo común?, Lo común entre los ciudadanos es la esencia humana, de cada quien, cada cual; el reconocimiento del otro, la existencia misma.

“Lo felicitante es la existencia misma, es estarvivo, viviéndolo.”

‘El ciudadano y el hombre virtuoso no son más que uno’, la condición excelsa de hombre político es definitivamente un regalo de la evolución en virtud del cual ya no somos más una especie libre e ignorante de su destino, sino que nos orienta y nos obliga a enfocar nuestras acciones hacia la auto preservación y el perfeccionamiento, a la ratificación de nuestra supremacía en eluniverso.
Para Aristóteles, la mejor o más perfecta relación de poder es la política, en la que los que mandan y los que obedecen no son siempre los mismos, sino que van rotando en el ejercicio de las magistraturas. La política es la relación de poder propia de los hombres libres, de la condición del ciudadano.
Podría plantearse si la teoría aristotélica aporta categorías para comprender lo quesucede en las sociedades modernas. En cierto sentido, se puede decir que las relaciones descriptas por Aristóteles existen y son funcionales en el sistema capitalista. Éste funciona porque no todos tienen vocación de ser hombres libres o no todos pueden ser hombres libres.
Pero no podría haber una comunidad de hombres libres, es decir, una comunidad política, si no hubiese unos hombres que dediquen susvidas al trabajo, posibilitando el ocio que requiere el ejercicio de la libertad de los otros. Para Aristóteles, el poder y el dominio nunca podrían ser equivalentes, pero son, en cierto sentido, complementarios: puede haber hombres que intercambian roles porque hay otros que tienen roles fijos.
Para Aristóteles, tanto las relaciones de poder como las relaciones de dominio son naturales, esdecir, de acuerdo a la naturaleza de las cosas. El dominio no tiene una valoración negativa, sino que es una forma de relación inferior a la política. Lo que tiene valoración negativa para Aristóteles es lo que es impedido en su desarrollo o apartado de su curso natural. Lo negativo es que un ser no desarrolle todas sus potencialidades por un impedimento exterior.
Aristóteles, desarrolló un ampliosentido del manejo de la razón, de la finalidad del hombre y de la finalidad del hombre político como ciudadano: la formación del Estado; un hecho natural, ya que el hombre es un ser naturalmente sociable, porque no puede bastarse a sí mismo separado del todo como el resto de las partes, siendo aquél que vive fuera de ésta, un ser superior a la especie, o una bestia. Por todo esto, la naturalezaarrastra instintivamente al hombre a la asociación política.
Aristóteles, que fija un mundo naturalmente perfecto siempre y cuando se observen las reglas de superioridad de unos hombres sobre otros, de modo que entre todos se conozca de antemano quién es o no superior a qué volumen de extraños o semejantes. Pero, ¿es posible afirmar que el conocimiento debe estar en manos de algunos y no de todos loshombres?
El gobierno real es el que se ejerce con el consentimiento de los súbditos y con soberanía en asuntos de gran importancia, aunque para Aristóteles, en este caso especial, esto no pueda ser, ya que los ciudadanos son naturalmente todos iguales, por lo que todos deben tener igualmente el poder; según esta idea, el régimen que más se acomoda, es aquel en el que los gobernantes se retiran delpoder en el que han sido desiguales, por turnos, así que regresamos a una importante idea del maestro griego que expone a la Política como la justicia y la utilidad general en su fondo; todo lo anterior en sí, una suma de riesgos para la conformación de un Estado perfecto, una limitación connatural de la Democracia actual.
Sin embargo, Aristóteles diferencia también las distintas formas de...
tracking img