La prodigiosa tarde de baltazar

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (428 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La prodigiosa tarde de Baltazar, Gabriel Garcia Marquez


‘’La prodigiosa tarde de Baltazar’’ es una historia escrita por el escritor colombiano Gabriel Garcia Marquez. Es una historia que tratade un hombre humilde que se dedica a la carpintería, y en su tiempo extra construye jaulas para pájaros. Baltazar es el protagonista de la historia, Baltazar es un hombre que vive con una mujer llamadaUrsula, pero viven en una relación libre ya que no están casados.

Baltazar pasa quince días sin trabajar en la carpintería, para trabajar en una jaula que le había prometido al hijo de la personaas rica del pueblo. Baltazar construye una jaula que atrae la atención de todo el pueblo, y de todo tipo de ofertas. Baltazar comete el error de no vendérsela a sus amigos que le ofrecen dinero, yespera la oferta de el señor Chepe Montiel. Con el tiempo sus amigos se dan por vencidos con las ofertas y dejan la jaula como un sueño inalcanzable.

Baltazar decide llevar la magnífica jaula a casade la familia Montiel, y se la cobra al señor Montiel, al oír esto el señor Montiel se enoja con su hijo ya que fue el que la pidió sin permiso. El señor Montiel le indica a Baltazar que se vaya acasa con su jaula, y que no le iba a pagar ni un centavo por ella, al oír esto su hijo Pepe se echa a llorar. Baltazar decide darle la jaula sin costo alguno a Pepe y contradice las órdenes del señorMontiel, causando un problema entre el padre, el hijo y Baltazar. Baltzar de alguna manera consigue que el señor Montiel le pago sesenta pesos por la jaula, y decide ir a un salón con sus amigos.

Enel salón sus amigos le regalan una cerveza, y como Baltazar no había tomado en su vida, se embriaga de una manera sencilla y empieza a cometer estupideces en su estado de ebriedad. Para la medianocheBaltazar ya había invitado cervezas para todos aquellos en el salón, y tuvo que dejar su reloj como garantía, y más pasaba el tiempo que hasta los zapatos le quitaron de su posesión.

Baltazar,...
tracking img