La querella de las investiduras

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1284 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La querella de las investiduras

San Isidoro de Sevilla afirmaba que el poder temporal no sería necesario si no impusiera por el terror y la disciplina lo que los sacerdotes no pueden hacer prevalecer mediante la palabra. El Estado es una consecuencia del pecado y es un instrumento de la Iglesia. Esto es lo que va a sostener Gregorio VII. El regnum tenderá entonces a ser absorbido por elsacerdotium debido al fortalecimiento eclesiástico que tiene lugar en el siglo XI con la reforma de la Iglesia que va a suponer el fortalecimiento del sacerdotium frente al regnum y el que la Iglesia alcance el cénit de su poder político, el máximo esplendor de la Iglesia Católica en toda su historia (1073-1303).
En 1075 el papa Gregorio VII (1073-1085) enuncia los Dictatus Papae, Dictámenes del Papa.En ellos el Papa proclama la superioridad del poder eclesiástico sobre el poder político del Emperador.
El Emperador Enrique IV no hizo caso del Dictatus Papae y nombró un nuevo arzobispo de Milán así como los de Fermo y Spoleto.
Gregorio VII protestó con una carta a Enrique IV, (8 de diciembre de 1075) en la que le reprochaba su desobediencia por estos nombramientos.
Enrique IV reaccionóconvocando un sínodo de obispos alemanes en Worms (enero de 1076) que depuso a Gregorio VII, acusándole de «hereje, mago, adúltero, adulador del populacho, usurpador del Imperio, bestia feroz y sanguinaria». En la contienda de las investiduras se manifestaron los fenómenos que acompañan a una lucha política radical, el despliegue de una polémica doctrinal, el libelo, la difamación, la calumnia, lacaricatura y la tendencia a imaginar al adversario como enemigo total, al que se le imputan las peores cualidades de todo orden, incluso de naturaleza física, y de lo que es ejemplo acabado el retrato de Gregorio VII que traza Benzo de Alba
El Emperador Enrique IV se considera como la máxima autoridad sobre la Tierra y por encima del Papa. Su poder político supremo sólo se lo debe a Dios y sólo a Éltiene que dar cuentas el Emperador: «Aunque no pueda yo ser depuesto sino por Dios, a menos que (Dios no lo quiera) haya errado en la fe (...).»
Gregorio VII replicó con la excomunión de Enrique IV (22 de febrero de 1076):
La concepción de Gregorio VII acerca del papel moral de los eclesiásticos respecto de los gobernantes aparece en la alocución al sínodo celebrado en Roma en 1080.
Elpensamiento político de Gregorio VII aparece con gran claridad en las cartas a Hermann, obispo de Metz.
Los reyes no son sagrados, no tienen nada de divino. Están subordinados a la Sede Apostólica, porque si lo están las autoridades eclesiásticas, también los laicos. La autoridad episcopal no está subordinada a la laica; ésta no tiene ninguna capacidad sacral, no puede consagrar. Se niega así lasacralidad del poder político.
La Cristianitas en consecuencia, desde los argumentos de Gregorio VII, debe estar dirigida por el sacerdotium y a su cabeza el Papa. Aquí se produce, como se ha podido comprobar más arriba un deslizamiento hacia la reducción del poder político al poder religioso del papa, la absorción de lo político en lo religioso. El sacerdotium absorbe al regnum. Es el máximo esplendordel agustinismo político. El Imperio será sacerdotal y lo político será dirigido por lo religioso, por lo eclesiástico.
La querella de las investiduras es el momento de la historia europea en el que aparece la opinión pública, porque tal querella tuvo una difusión europeo-occidental y una repercusión político-intelectual europeo-occidental. Es el momento en el que se produce una fractura internaen la Cristiandad occidental que da comienzo a la separación entre Iglesia y Estado. También por ello es el comienzo del anticlericalismo en Europa por la hostilidad demostrada hacia la Iglesia y el papado por los partidarios del Emperador en sus escritos.
Los defensores del Papado
Los defensores del Papado no sólo argumentaron a favor de la supremacía del papado frente al emperador, sino que...
tracking img