La religiosidad de mi pueblo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2060 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA RELIGIOSIDAD DE MI PUEBLO
Luis Pino (*)

A propósito de la celebración de la navidad o natividad de Jesucristo, celebrada en la mayoría de los países del mundo occidental, sean de rito cristiano que fueren, viene a colación la reflexión acerca de la religiosidad. En este caso, se intenta la reflexión de la religiosidad en Venezuela, haciendo un poco de juego con palabras y enmemoria de un libro escrito por el extinto Constantino Maradei, obispo de Barcelona de Anzoátegui, llamado La fe de mi pueblo, que daba cuenta acerca de cómo se nos ha presentado la fe cristiana en la geografía nacional y, con las especificidades que hacen de esta fe algo muy particular.
Han pasado unos cuantos años desde la aparición del libro citado en la década de los ochenta. También hansido muchos los cambios económicos y sociales a nivel nacional y, en lo que conocemos como el concierto mundial. Hoy, estrenados en el siglo XXI, no cabe duda de la expansión de la globalización cuyo soporte es el desarrollo de la tecnociencia y es el camino inmaterial de la nueva economía financiera, habida cuenta también de la desaparición de muchas fronteras, tanto geográficas como ideológicas.También nos encontramos en nuestro presente contemporáneo y actual con un nuevo sujeto, conocido como postmoderno, que convive con el otro de la modernidad y las nostalgias por todo pasado reciente. Ese sujeto de la globalización, el postmoderno, es aquel que podemos reconocer en la religiosidad de nuestro pueblo, es decir, en la creencia y práctica religiosas que nos dan cuenta de una nuevamanera de sentir y manifestar, lo que de cristiano hay en nuestra geografía, amén de considerar lo que de tradición hay y que, por más de dos mil años se ha mantenido en la celebración del cumpleaños del niño Jesús.
En este sentido, para no perder la estrella de David en cuanto a la ruta del cristianismo, podríamos apoyarnos en las bases de toda religión, las cuales son: dogma, moral yculto.
Entendemos como dogma, todo aquello que el creyente debe creer, es decir, es un acto de fe, sin necesidad de pruebas empíricas o científicas, tales como: la concepción de Jesucristo sin intervención sexual de un hombre y una mujer, Jesús como el mesías anunciado en el Antiguo Testamento, Jesús como hijo de dios y parte de la Santísima Trinidad, etc. Éstos y otros dogmas, para un creyente,son de irrefutable veracidad y no necesitan comprobación, como cuando un hombre ama a una mujer y no necesita que ella le demuestre que no le es zángana con otro, o viceversa. Él cree en ella, igual que ella cree en él. Ahí, entre otras razones, está la razón de los cachos: por la fe. Es pues, la certeza en la confianza, es decir, es la fe pura. La comprobación de esa fe está en la duda, en ladesconfianza y en la traición, es decir, en la ruptura de la confianza puesta en el otro, como sucede con la amistad, como pacto tácito. Por tanto, la fe cristiana, el amor y la amistad, son meros actos de fe, muy valiosos. ¡Bienaventurados los que tienen fe!
La moral, se refiere a todos aquellos preceptos que debemos cumplir o hacer. En el caso cristiano, tenemos los mandamientos, taxativosque, en la praxis, parecieran derivar en la comprensión acomodada de acuerdo con las circunstancia y que, como estructura religiosa determinada por otras determinaciones de carácter económico, político e institucional, a lo largo del tiempo, se ha occidentalizado, tanto, que parecieran hechos e interpretados estos mandamientos como a la medida de la legitimación del régimen de turno. De allí que laética no se corresponda solo con la moral, sino también con el contexto y las circunstancias. De allí también, que gloriosamente, la iglesia católica ha pervivido, convivido y legitimado: los imperios, las noblezas de sangre azul, los regímenes dictatoriales, los fascismos y demás etcéteras. Estos criterios morales, han sido, al igual que en todas las religiones históricas, duros como un roble...
tracking img