La vaca

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2726 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
{draw:frame} TRADICIONES PERUANAS
AMOR DE MADRE
VOCABULARIO:
ALEVOROSO: Cautela para asegurar la comisión de un delito contra las personas, sin riesgo para el delincuente.
Es circunstancia agravante de la responsabilidad criminal.
ABADESA: es la mujer que desempeña el cargo de superiora en una comunidad religiosa que cuenta con, a lo menos, doce monjas
DOTADO: alguien está muydotado para algo para expresar que tiene mucho talento para tal cosa.
OCTAGENEAREO: Que ha cumplido la edad de 80 años y no llega a la de 90.
CONSTRUCCION DE ORACIONES:
ALEVOROSO:
Tengo la cautela de estar seguro de un delito cometido el año pasado en la ciudad de Chancay.
ABADESA:
La madre Superiora de las Convento, ¨Las Mercedes¨ tiene a cargo un grupo de 10 monjas.
DOTADO:Juan Carlos es un alumno con mucho talento para todas las areas de trabajo educativo.
OCTAGENEAREO: El abuelo de Karla es un hombre que ya pasa de los 80 años de edad.
LOCALIZACION DE AUTOR:
AUTOR: Manuel Ricardo Palma Soriano
GENERO LITERARIO: Narrativo
CORRIENTE LIETARIA: Costumbrismo
DETERMINACION DEL TEMA:
PERSONAJES:
{draw:frame}
Evangelina Zamora
El abuelo yel padre de Evangelina
Hija del conde de la Monclova
El capitán Vergara
D. Fernando
El conde de la Monclova
El virrey Brazo de plata
D. Pedro de Peralta
ARGUMENTO:
Juzgamos conveniente alterar los nombres de los principales personajes de esta tradición, pecado venial que hemos cometido en «La emplazada» y alguna otra. Poco significan los nombres si se cuida de no falsear laverdad histórica; y bien barruntará el lector que razón, y muy poderosa, habremos tenido para desbautizar prójimos.
En agosto de 1690 hizo su entrada en Lima el Excmo. Sr. D. Melchor Porto carrero Lazo de la Vega, conde de la Monclova, comendador de Zarza en la orden de Alcántara y vigésimo tercio virrey del Perú por su majestad D. Carlos II. Además de su hija doña Josefa y de su familia yservidumbre, acompañándolo desde México, de cuyo gobierno fue trasladado al de estos reinos, algunos soldados españoles. Distinguías entre ellos, por su bizarro y marcial aspecto, D. Fernando de Vergara, hijodalgo extremeño, capitán de gentileshombres lanzas; y canta base de el que entre las bellezas mexicanas no había dejado la reputación austera de monje benedictino. Pendenciero, jugador y amante dedar guerra a las mujeres, era más que difícil hacerlo sentar la cabeza, y el virrey, que le profesaba paternal afecto, se propuso en Lima casarlo de su mano, por ver si resultaba verdad aquello de «estado muda costumbres».
Evangelina Zamora, amén de su juventud y belleza, tenía prendas que la hacían el partido más codiciable de la ciudad de los reyes. Su bisabuelo había sido, después deJerónimo de Aliaga, del alcalde Ribera, de Martín de Alcántara y de Diego Maldonado el Rico, uno de los conquistadores más favorecidos por Pizarro con repartimientos en el valle del Rímac. El emperador lo acordó el uso de Don, y algunos años después los valiosos presentes que enviaba a la corona lo alcanzaron la merced de un hábito de Santiago. Con un siglo a cuestas, rico y ennoblecido, pensó nuestroconquistador que no tenía ya misión sobre este valle de lágrimas, y en 1604 lió el petate, legando al mayorazgo en propiedades rústicas y urbanas un caudal que se estimó entonces en un quinto de millón.
El abuelo y el padre de Evangelina acrecieron la herencia; y la joven se halló huérfana a la edad de veinte años, bajo el amparo de un tutor y envidiada por su inmensa riqueza.
Entre la modestahija del conde de la Monclova y la opulenta limeña se estableció en breve la más cordial amistad. Evangelina tuvo así motivo para encontrarse frecuentemente en palacio en sociedad con el capitán de gentileshombres, que a fuer de galante no desperdició coyuntura para hacer su corte a la doncella; la que al fin, sin confesar la inclinación amorosa que el hidalgo extremeño había sabido hacer...
tracking img